Blog SHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Subscribe to Our Newsletter

Subscribe to Email Updates

Featured Post

Recent Posts

Los 5 desafíos superables a la hora de crear cursos eLearning


El mercado global de eLearning tenía un valor de US $ 165,36 mil millones en 2016 y, según las cifras de Statista, se proyecta que superará los US $ 243 mil millones en 2022. La flexibilidad y la conveniencia de los cursos eLearning son los principales factores que contribuyen a este crecimiento acelerado. Sin embargo, los profesionales de eLearning en las empresas a menudo enfrentan ciertos desafíos para garantizar que sus cursos sean un éxito. Si bien se pueden encontrar soluciones a los obstáculos, es importante que las organizaciones que apenas están empezando conozca cuáles son éstos. De esta manera, pueden implementar estrategias desde el principio para contrarrestarlas.

En este post, describimos lo que consideramos los principales desafíos a la hora de crear un curso eLearning y ofrecemos ideas para solucionarlos.



desafios-blog-shiftelearning

1) Tiempo limitado de los estudiantes

Los colaboradores generalmente tienen demasiadas cosas que hacer en un día. Entre sus deberes regulares y reuniones, la capacitación puede quedar de lago. Puede ser que hagan clic e inicien un curso de una hora, pero es difícil que una persona se siente durante toda una hora a llevar el curso. Si un colaborador  tiene que elegir entre atender a un cliente y llevar un módulo de capacitación, la capacitación probablemente quedará de última.

Solución: Cursos Micro y Móvil.

La mejor manera de responder a las limitaciones de tiempo de los colaboradores es crear cursos flexibles y pequeños. Acorte los módulos y asegúrese de que estén disponibles bajo demanda en una amplia gama de dispositivos. Esto les permite a los trabajadores llevar los cursos cuando tienen tiempo. Si las cosas se vuelven más lentas durante la jornada laboral, pueden tomar una lección. De lo contrario, pueden ponerse al día con un módulo mientras viajan a la oficina o al final del día.

Los módulos de aprendizaje "micro" generan confianza en los alumnos; las personas están más motivadas cuando saben que no están mirando un curso de una hora y pueden volver a lo que estaban haciendo después de terminar el módulo.

Si lo piensa bien, la gente hoy en día obtiene la mayor parte de su información en trozos pequeños. Miran videos de un minuto, leen un tweet o miran publicaciones de Instagram. Sus cerebros están condicionados a solo enfocarse por periodos cortos. Por lo tanto, un video o curso de una hora de duración puede ser demasiado prolongado para que lo vean.

Cuando adopta un enfoque micro para crear cursos eLearning, es más probable que los trabajadores consuman el contenido. El simple hecho de saber que los módulos son cortos los alentará a empezar. Si el contenido es interesante, se quedarán. Conseguirá más de esta manera que intentando que pasen horas y horas llevando un mismo curso.

Leer más: Beneficios del microaprendizaje para sus estudiantes y para su empresa

2) Falta de promoción

Cuando los trabajadores no ven el valor de los programas eLearning en la empresa, tienden a no estar interesados en ellos. Pueden empezar a llevarlos y si no son mandatorios incluso salirse a la mitad y no terminarlos nunca. Es posible que algunos ni siquiera comiencen a mirar el material del curso si los beneficios no son evidentes de inmediato.

Solución: Impulsar los beneficios del programa desde antes de lanzar el curso

Nunca se puede interesar a todos en su curso de eLearning. Sin embargo, la emoción aumentará si implementa una estrategia de marketing en toda la organización y hace que los gerentes se incorporen desde incluso antes de lanzar el curso. Debe decirles a los colaboradores cómo les ayudará la capacitación tanto personal, como profesionalmente, de modo que la posicionen en la parte superior de la lista de cosas que tienen que hacer en su día. Déles una vista previa del curso para generar entusiasmo o comparta cuán útiles otras personas/departamentos de la empresa encontraron dicha capacitación.

Leer más: Ideas para promover su nuevo programa de eLearning internamente

3) Olvidarse de las actividades posteriores al curso

Las investigaciones muestran que las personas olvidan la mitad de lo que han aprendido una hora después de aprenderlo. Por lo tanto,  implementar sistemas de reforzamiento para garantizar que los colaboradores pongan en práctica lo que han aprendido es crucial. Si no usan las habilidades en el entorno de trabajo diariamente, olvidarán rápidamente lo que aprendieron.

Solución: Organice eventos de seguimiento y haga que los materiales estén disponibles bajo demanda

Más crítico que lo que hace antes de lanzar un curso eLearning es lo que haces DESPUÉS de que los estudiantes lo han llevado. Esta etapa posterior al aprendizaje se conoce como la fase "sostenida", en la cual, idealmente, los niveles en cascada de soluciones integradas de soporte de desempeño se proporcionan a los colaboradores justo cuando necesitan aplicar el conocimiento.

Después del curso, puede organizar un evento de discusión en vivo o iniciar un grupo en redes sociales. También puede enviar un boletín mensual con repasos y consejos prácticos. Como mínimo, tan pronto como finalice el curso eLearning, los materiales deben estar disponibles en línea (e idealmente en dispositivos móviles) para los participantes. Cuando surge una situación en la que la información sería útil, ellos podrán consultarla como guía. 

También asegúrese de que sus cursos eLearning sean fáciles de acceder. Incluya funcionalidades de búsqueda en sus módulos y en su LMS, y ayude a los colaboradores a  navegar fácilmente a través del repositorio central de información. Esto mejora la accesibilidad al conocimiento.

4)Objetivos de aprendizaje indefinidos o mal definidos

Un programa de eLearning solo será efectivo si todos saben lo que se pretende lograr, incluidos aquellos que lo crean. A veces, los cursos se diseñan en función de un tema pero sin un concepto de cómo se vincula con los objetivos de la organización.

Definir los objetivos desde el inicio es la única manera de hacer que el tiempo y el dinero que está invirtiendo en la capacitación valgan la pena. La capacitación solo tiene sentido si mejora el trabajo de los colaboradores y contribuye a los planes generales de la empresa. Usted, por lo tanto, necesita poder medir los resultados.

Solución: Defina los objetivos claramente

,Los objetivos deben ser SMART (Por sus siglas en inglés).

  • Específicos (S): Los objetivos deben indicar de forma clara exactamente qué podrá hacer el colaborador tras completar el curso. Por ejemplo, «ser más productivo» no es un objetivo específico. En cambio, este sí lo es: «Operar una máquina perforadora...»
  • Medibles (M): Los objetivos deben establecer de forma clara la acción tangible que se espera el colaborador tenga la habilidad de hacer después de llevar el curso. Por ejemplo, «generar más oportunidades de negocio» no es un objetivo medible. En cambio, este sí lo es: «Generar 5.000 oportunidades de negocio en 2 meses».
  • Alcanzables (A): Los objetivos deben ser alcanzables, de manera que los colaboradores no se frustren por su falta de progreso. Para crear objetivos alcanzables, usted debe tomar en cuenta tanto el conjunto de habilidades actual de un colaborador como el tiempo que este requiere para adquirir una nueva habilidad con relativa facilidad.
  • Realistas (R): Ciertamente, los objetivos deben estar en sincronía con las metas de negocio.
  • Con plazos determinados (T): Con el fin de sentirse tranquilos, sus ocupados colaboradores querrán saber cuándo dominarán una nueva habilidad. Esto conlleva a aumentar su motivación

Seguidamente, siga las siguientes dos reglas de oro para escribir los objetivos de su curso:

  • Procure alinear los objetivos con CONDUCTAS. Esta es la clave para crear objetivos específicos y medibles. Aprenda sobre las tareas que se espera que los colaboradores desempeñen al volver a sus labores (es decir, la conducta que exhibirán). Use el conocimiento adquirido para crear objetivos que estén alineados con estos comportamientos observables. Esto hace que la capacitación sea realista y relevante. Utilice verbos que contribuyan a la medición. Por ejemplo, en lugar de usar palabras ambiguas e imprecisas como «entender» o «apreciar», utilice verbos de acción como «construir», «calcular», «ensamblar» o «diagnosticar».
  • Enfóquese en ACCIONES. Su curso fracasará rotundamente si no es más que pedazos de texto mezclados con imágenes y videos. Su audiencia querrá experimentar el impacto de su aprendizaje. Querrán poner en práctica lo aprendido para así sentirse seguros de que van por buen camino. Así que diseñe su curso pensando en las acciones y actividades que su colaborador será capaz de hacer al completarlo.

Leer más: Cómo diseñar un curso de eLearning que esté alineado con los objetivos del negocio

5) Demasiado contenido

Sin duda hay mucha información que puede incluir en un curso eLearning. Usted puede pensar que incluir todo es importante. Si hay varias personas involucradas en la creación del curso, es posible que también deseen incluir las ideas de todos. Sin embargo, es necesario hacer algunas ediciones y recortes. Los estudiantes tienden a frustrarse cuando reciben demasiada información. Además, es poco probable que muchas personas completen un módulo demasiado largo.

Solución: Seleccione la información más valiosa

Usted debe empezar siempre por hacer un análisis de las necesidades de capacitación. Sin un análisis de las necesidades, correrá el riesgo de capacitar a personas que no lo necesitan o de capacitar a personas que sí lo necesitan con la información incorrecta. Los colaboradores que se ven obligados a reaprender cierta información pueden aburrirse y estresarse.

Leer más: 3 cosas que pueden pasar si no hace un análisis de necesidades de capacitación

También, debe hablar con los altos mandos de la organización sobre cuáles son las habilidades que desean desarrollar. Un experto en la materia puede ayudar a refinar las cosas aún más. Dependiendo de los hallazgos, es posible que desee separar un tema en particular en dos niveles. De esta manera puede ofrecer más información, pero manteniendo los módulos cortos. 



A pesar de todos sus beneficios, crear un curso eLearning efectivo puede conllevar algunos desafíos. Sin embargo, si los planifica con anticipación, puede cortarlos de raíz. En general, vincular los cursos a las actividades diarias y producir contenido atractivo en módulos fáciles de digerir puede ayudar a garantizar el éxito. Y siempre asegúrese de recibir comentarios y realimentación de los participantes del curso para que pueda hacer los ajustes necesarios.

New call-to-action

 

Your Comments :

Categories

see all

Read more of what you like.