BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    Identificó las mejores prácticas de eLearning?Es momento de estandarizarlas!

    Analice por un momento su entorno y observe las distintas tareas que se realizan en su organización…
      • ¿Se ha detenido a pensar que todas estas actividades son parte de algún proceso de producción?

      • ¿ha identificado cuáles de estas tareas son las mejores prácticas dentro de estos procesos?

    Si nunca antes ha prestado atención a este detalle o, por el contrario, es un tema prioritario en su empresa, este artículo le interesará.

    Caracterice sus procesos de producción de eLearning

     elearning

    Un proceso se define como el conjunto de tareas necesarias para obtener un producto específico. En el caso de la industria del eLearning, podemos decir que el proceso de producción es el conjunto de actividades para desarrollar toda una estrategia de aprendizaje o bien, un curso puntual.

    Según el contexto o características de la organización, existen diferentes métodos para llegar a establecer este proceso. En un extremo tenemos la experimentación absoluta, donde las personas tienen plena libertad para realizar las tareas de la manera que elijan, ya que no hay parámetros definidos de cómo hacerlo. En el otro extremo encontramos un proceso totalmente definido, en el cual las tareas deben realizarse siguiendo al pie de la letra lineamientos establecidos. Como punto intermedio se encuentra el caso donde ya existen algunas tareas o acciones definidas, pero no a un nivel de especificidad absoluto. Independientemente de cómo se establezca el proceso de producción, llega un momento en el cual se hace necesario formalizarlo o caracterizarlo.

    Pero, ¿qué significa caracterizar un proceso?… nos referimos a identificar  y definir todos los factores que intervienen y que se deben controlar.

    Si bien es cierto podemos enumerar gran cantidad de elementos o actividades que se deben caracterizar para obtener un curso o producto eLearning, existen tres variables fundamentales que debemos considerar al definir el proceso de producción:

      • Desarrollo del contenido: Este es el insumo principal de un curso, por lo cual sus características impactan el resultado obtenido.
      • Administración del proyecto: Una administración eficiente ayuda a cumplir los objetivos y a controlar los riesgos que se pueden presentar.
      • Aseguramiento de la calidad: Velar por la calidad de todas las actividades del proceso influye de manera importante en el resultado final.
    Ahora bien, ¿cómo sabemos que el proceso está totalmente definido?

    Cuando somos capaces de medirlo, es decir, cuando todos los pasos o actividades para ejecutar ese proceso pueden ser medibles de manera objetiva y sencilla.

    Una vez que validamos que el proceso se ha caracterizado de forma completa, se requiere implementarlo. Esta, a pesar de ser la última etapa, es fundamental para asegurar el éxito del esfuerzo realizado por definir ese proceso, ya que por lo general se presenta algún nivel de resistencia al cambio, de modo que es muy importante controlar esta situación de manera apropiada.

    Al igual que en cualquier área de la tecnología, un proceso de producción de eLearning debe ser lo suficientemente flexible para adaptarse a los requerimientos cambiantes del mercado y de la industria, pero a su vez debe estar muy bien definido para poder asegurar un resultado predecible que cumpla con nuestros objetivos.
    elearning




    Karla Gutierrez
    Karla Gutierrez
    Karla is an Inbound Marketer @Aura Interactiva, the developers of SHIFT. ES:Karla is an Inbound Marketer @Aura Interactiva, the developers of SHIFT.

    Artículos relacionados

    e-Learning corporativo: ¿por qué no están algunas empresas logrando los resultados esperados?

    ¿No se supone que el eLearning es un éxito y va a transformar mi empresa? Si esto es cierto, pero ¿por qué no estamos obteniendo resultados positivos? La respuesta a esta pregunta puede ser más simple de lo que cree. Independientemente de su tamaño o industria, existen algunos problemas comunes que parecen hacer tropezar continuamente a los encargados de capacitación y desarrollo.

    6 estrategias para adaptar la formación online al colaborador moderno

    El entorno de trabajo moderno es muy diferente a como era tan solo hace un año. Las empresas se encuentran con el desafío de ofrecer más y mejores programas eLearning que se adapten al nuevo contexto y las cambiantes necesidades de los colaboradores modernos. Sin un conocimiento claro de las necesidades de sus trabajadores, los programas de eLearning están destinados al fracaso; de hecho, algunas tasas de finalización de cursos en línea son tan bajas como el 4% debido a la falta de conocimiento de la audiencia a la que se dirigen. A medida que evolucionan la tecnología, las necesidades de sus colaboradores y el contexto empresarial, se hace necesario que las organizaciones continuamente adapten sus cursos de eLearning. Asegúrese de poner atención a estas tendencias:

    ¿Por qué y cómo medir el engagement en eLearning?

    Al definir los objetivos de una estrategia de aprendizaje, la gran mayoría de los equipos de formación y desarrollo coincidirán en que el compromiso o más conocido como "engagement" de los colaboradores es uno de los componentes más importantes a considerar. Pero, ¿qué es exactamente el engagement? ¿Y cómo se puede medir el "grado" de participación en un curso? En la entrada del blog de hoy, nos gustaría arrojar algo de luz sobre estas preguntas. Además, le proporcionaremos las métricas para considerar en términos de participación del alumno. ¿Suena interesante? Siga leyendo.