BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    El mapa conceptual: la técnica ideal para analizar contenidos eLearning

    ¿Es posible encontrar a un asesino a través del análisis de sus escritos? Imagine que es un detective que se enfrenta a la búsqueda del culpable por el asesinato de una joven. No han quedado rastros del crimen, sólo cuenta con una serie de cartas que el principal sospechoso enviaba a su madre y que no contienen información que arroje evidencia alguna. ¿Por dónde empezaría a buscar pistas?

    Este es el problema que enfrenta el protagonista de la película El secreto de sus ojos. Pasaron años para que un conocido suyo analizara las cartas e identificara que dentro de los textos se mencionan varios nombres, sin conexión aparente, pero que hacen referencia a jugadores de un famoso equipo de fútbol; descubriendo que esa era su pasión. Nuestro detective supo entonces dónde buscarlo.

    mapas conceptuales eLearning

    Desarmando el rompecabezas

    Cuando usted arma un rompecabezas busca construir un todo a partir de un conjunto de piezas. Analizar es hacer precisamente lo inverso. Se tiene un todo y lo que hace es descomponer o separarlo en las partes que lo constituyen. ¿Pero para qué desarmamos? Para saber cómo funciona cada parte, cómo se relacionan entre sí y, a su vez, con el todo.

    Analizamos para conocer. Tan simple como eso. Partimos de algo concreto -un todo material-, para llegar a lo abstracto; es decir, todo lo que se puede crear con el pensamiento: conceptos, hipótesis, leyes y teorías.

    Usted tal vez no sea un detective en busca de un asesino, pero al revisar un contenido, tiene una intención en la mente: busca conocer y encontrar un sentido.

    Analizando contenido en Diseño Instruccional

    En Diseño instruccional, el análisis de contenido nos permite conocer y comprender la estructura de la información, sus conceptos y las relaciones que hay entre ellos. Este nos permitirá identificar:

    • qué tan significativo es,
    • qué tipo de contenido prevalece (declarativo, procedimental o actitudinal-valoral),
    • qué vacíos de información existen y,
    • qué información debe reacomodarse.

    Entonces, el análisis de contenido hará posible establecer una estructura clara y comprensible de la secuencia de la información, nos permite delimitar los objetivos, y en caso necesario, vislumbrar las estrategias de enseñanza aprendizaje que podríamos utilizar.

    Desarmando para armar mapas

    Ahora mismo y de forma inconsciente, su mente está procesando y almacenando la información que lee en este texto.

    Su cerebro está creando un mapa donde le da estructura a los datos a fin de encontrarles un sentido y espacio dentro del conjunto de conceptos e ideas que ya posee. Seguramente le ha pasado que cuando no entiende bien alguna parte del texto, se detiene y la lee nuevamente. Esto lo hace para poder colocarla en algún sitio dentro del mapa mental que está armando, aunque sea de forma provisional.

    Los mapas conceptuales

    El análisis de contenido en el Diseño Instruccional se puede realizar mediante diversas técnicas de representación gráfica, como los mapas conceptuales o mentales.

    El mapa conceptual, técnica creada por Joseph D. Novak, nos presenta el conocimiento organizado y representado en todos los niveles de abstracción. Esto es que los conceptos más generales e inclusivos están situados en la parte superior y los menos inclusivos, en la parte inferior.

    Su mapa le permitirá identificar fácilmente el tipo de contenido que prevalece, ya sea declarativo, procedimental y actitudinal-valoral; así como las relaciones que existen entre conceptos: supraordinados (relaciones jerárquicas), coordinados (relaciones horizontales), subordinados (relaciones verticales).

    Construyendo mapas conceptuales

    ¿Cómo se construye un mapa conceptual?

    Antes de comenzar, corra y busque cualquier contenido para practicar. Una vez que tenga texto en mano, tome en cuenta los siguientes aspectos:

    • Es indispensable distinguir las ideas principales y secundarias del texto.
    • Su esquema debe representar fielmente las ideas expresadas en el contenido.
    • Debe respetar la jerarquía que existe entre las ideas.
    • No incluir datos irrelevantes del tema.

    Ahora sí, a empezar:

    1. Elabore una lista de los conceptos que identifique. (Un concepto es la palabra que utilizamos para nombrar la imagen mental de un objeto o un acontecimiento. Por ejemplo, al escuchar los conceptos “automóvil” o “explosión” puede representarlos fácilmente en su mente como una imagen pues son capaces de transmitirle un significado).
    2. Identifique el concepto más importante y general, y ubíquelo en la parte superior del mapa o resáltelo de alguna manera.
    3. A partir del concepto más importante y general, ordene los que son subordinados a él.
    4. Mediante flechas, establezca las relaciones entre los conceptos más generales y los conceptos subordinados (relaciones de jerarquía); y las relaciones cruzadas entre conceptos (relaciones verticales y horizontales).
    5. Elija las palabras “enlace” que relacionan un concepto con otro y colóquelas sobre las flechas.
    Con la clasificación realizada, esboce un primer mapa. Elabórelo al menos una vez más para asegurar que no falta ningún concepto.

    Encontrando pistas a través de los mapas

    En la película, alguien tuvo que reconocer la relación y estructura de los nombres en las cartas a través de un mapa mental revelando que todos eran jugadores de un equipo. Fue esto lo que permitió obtener la pista para localizar al sospechoso.

    Referencias:

    Oliver, J. (2014). Lección interactiva de Español. Recuperado el día 25 de agosto del 2014, de http://www.saber.unam.mx

    Ontoria, A. (2004) Cómo ordenar el conocimiento. Usando mapas conceptuales. México: Alfaomega.

    Peralta A., Olvera, A. & Cuevas, A. (2014) Manual de Diseño Instruccional. México: AuraInteractiva.

    Soriano, J. (2006) Reflexiones antipedagógicas sobre el proceso de enseñanza-aprendizaje. México: Universidad Autónoma de Chapingo.


    Yael Escamilla
    Yael Escamilla
    Diseñadora instruccional especializada en programas de formación en línea. Su interés es el estudio de estrategias para facilitar el aprendizaje.

    Artículos relacionados

    e-Learning corporativo: ¿por qué no están algunas empresas logrando los resultados esperados?

    ¿No se supone que el eLearning es un éxito y va a transformar mi empresa? Si esto es cierto, pero ¿por qué no estamos obteniendo resultados positivos? La respuesta a esta pregunta puede ser más simple de lo que cree. Independientemente de su tamaño o industria, existen algunos problemas comunes que parecen hacer tropezar continuamente a los encargados de capacitación y desarrollo.

    6 estrategias para adaptar la formación online al colaborador moderno

    El entorno de trabajo moderno es muy diferente a como era tan solo hace un año. Las empresas se encuentran con el desafío de ofrecer más y mejores programas eLearning que se adapten al nuevo contexto y las cambiantes necesidades de los colaboradores modernos. Sin un conocimiento claro de las necesidades de sus trabajadores, los programas de eLearning están destinados al fracaso; de hecho, algunas tasas de finalización de cursos en línea son tan bajas como el 4% debido a la falta de conocimiento de la audiencia a la que se dirigen. A medida que evolucionan la tecnología, las necesidades de sus colaboradores y el contexto empresarial, se hace necesario que las organizaciones continuamente adapten sus cursos de eLearning. Asegúrese de poner atención a estas tendencias:

    ¿Por qué y cómo medir el engagement en eLearning?

    Al definir los objetivos de una estrategia de aprendizaje, la gran mayoría de los equipos de formación y desarrollo coincidirán en que el compromiso o más conocido como "engagement" de los colaboradores es uno de los componentes más importantes a considerar. Pero, ¿qué es exactamente el engagement? ¿Y cómo se puede medir el "grado" de participación en un curso? En la entrada del blog de hoy, nos gustaría arrojar algo de luz sobre estas preguntas. Además, le proporcionaremos las métricas para considerar en términos de participación del alumno. ¿Suena interesante? Siga leyendo.