BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    Infografías en Sus Cursos eLearning


    Si no ha estado viviendo debajo de una roca (léase: lejos de la Internet), ya debería saber que las infografías están en todas partes: en los sitios web, en documentos técnicos,  en los anuncios... Pero, por supuesto, hay gran cantidad de buenas razones por las que los creadores de contenido utilizan las infografías. Estos elementos visuales son también excelentes herramientas de aprendizaje. La mayoría de los seres humanos somos visuales. Como diseñador de eLearning, usted también debe aprovechar el inmenso potencial instruccional que proporcionan las infografías.

    Pero antes de saltar a ciegas en el vagón de la infografía y llenar su curso con estos elementos visuales, asegúrese abastecerse de información acerca de cómo funcionan y cuándo usarlos. Una infografía mal diseñada o colocada fuera de contexto puede aumentar la carga cognitiva de un curso. Así que aquí está todo lo que necesitaba saber sobre las infografías.


    Cuándo utilizar una infografía:

    Digerimos información compleja con más facilidad cuando se representa visualmente.

    Aquí hay una regla de oro: Use una infografía cuando crea que la información en la pantalla pueda ser mejor entendida visualmente.

    Los siguientes tipos de situaciones de aprendizaje en línea se prestan mejor para el uso de la infografía:

    1) Cuando usted tiene que contar una historia que se extiende a través del tiempo.

    Viajes a través del tiempo permiten hacer una infografía interesante. Estas contienen una cronología de los eventos que ayudan a los estudiantes a averiguar la relación entre los diversos incidentes que se producen en un lapso de tiempo específico. Por ejemplo, puede representar el crecimiento del negocio, la historia de vida de una persona o la progresión de las ventas a través de meses o años en una línea de tiempo cronológico. Un gráfico de barras es el ejemplo más simple de una infografía que muestra la relación entre los acontecimientos a través del tiempo.

    2) Cuando usted tiene que comparar y contrastar datos.

    ¿Recuerda como en la escuela solíamos elaborar tablas y escribíamos información -como la cantidad de lluvia en diferentes lugares- en columnas de lado a lado para compararlos?

    3) Cuando usted tiene que asociar o conectar conceptos.

    Usted debe usar infografías para ayudar a los alumnos a entender la relación entre los acontecimientos a través del tiempo (crecimiento de los ingresos), espacio (las cifras de población de los diferentes países) o categorías (el porcentaje de diversos grupos de alimentos en el carrito de compras de una familia).

    4) Cuando usted tiene que explicar un proceso.

    La infografía permite dividir los procesos complejos en sus componentes más simples y representar estos visualmente y de forma secuencial para facilitar su comprensión. Materias técnicas, como describir el funcionamiento de los equipos electrónicos o la cadena de montaje de una unidad de producción, pueden ser mejor expresados mediante una infografía.

    Cuándo no utilizar una infografía:

    Las infografías son emocionantes. Pero tenga cuidado con abusar de ellas. Se requiere un esfuerzo para crear infografías bien hechas. No pierda el tiempo y los recursos para crear infografías si no son los mejores medios de instrucción para un determinado tipo de contenido.

    NO utilice infografía en los siguientes casos:

    1) Cuando un gráfico simple será suficiente.

    Si un gráfico o simple barra es tan eficaz instruccionalmente como una infografía más elaborada, elija la primera opción. La mayoría de los alumnos estarán encantados de haber comprendido el contenido; ellos no tienen que ser impresionados siempre.

    2) Cuando se trata de piezas de datos dispersos.

    No trate de crear conexiones entre los datos donde no existen. Esto crea confusión y aumenta la carga cognitiva. Además, ¡no todas las pantallas en el curso tienen que contener una infografía!

    3) Cuando usted tiene que contar una historia narrativa lineal.

    La mejor manera de contar una historia narrativa lineal es simplemente contar la narración y basarse en el lenguaje para evocar emociones y crear tensiones. Una narración lineal es una simple estructura para una historia con un comienzo definido, medio y final que sigue una línea. Puede ser entendido y apreciado, incluso si no se representa como una infografía.

    4) Cuando desee utilizarlos sólo porque se ven "cool".

    El tropiezo más común. Manténgase alejado de la tentación.

    6 consejos para crear una infografía:

    Mantenga los siguientes consejos en mente para crear infografías instruccionalmente eficaces y visualmente impresionantes:

    esp_B2_How_to_Make_Infographics

    1) Elija la infografía correcta según el contenido.

    Hay ocho tipos principales de infografías: Cómo se hace (proceso o actividades), Investigación, Comparar y contrastar, ¿Sabía usted?, Demografía, Defensa y Línea de tiempo. Elija la que más conviene a su contenido y los resultados de aprendizaje. Seleccione el tipo donde se puede expresar todos los datos relevantes, para que el alumno pueda llegar a sus propias conclusiones con sólo echar un vistazo a la gráfica.

    2) Sea tan visual como sea posible.

    Utilice poco texto y utilice más elementos visuales -iconos, imágenes o símbolos- para representar los datos. Después de todo, la infografía es un medio visual.

    3) Piense fuera de la caja.

    Para crear una infografía impactante, hay que innovar. Por ejemplo, pensar más allá de las vías de flujo verticales convencionales, introducir un elemento que atrape en los titulares, y establecer paralelismos interesantes y poco convencionales.

    4) Destaque las piezas de información más importantes.

    En su búsqueda por ser creativo, no ocasione desorden donde las piezas más importantes de información se pierdan en un laberinto de colores e iconos.

    5) Cree un boceto antes de empezar con la parte gráfica.

    La creación de un boceto permite organizar los datos e identificar las piezas más críticas de la información por incluir en la infografía.

    6) Comunique eficazmente.

    Una infografía debería apelar a los gustos de su público, ser instruccionalmente efectiva, y ayudar a los estudiantes a recordar la información fácilmente.

    eLearning icons


     

    Karla Gutierrez
    Karla Gutierrez
    Karla is an Inbound Marketer @Aura Interactiva, the developers of SHIFT. ES:Karla is an Inbound Marketer @Aura Interactiva, the developers of SHIFT.

    Artículos relacionados

    Errores que debería evitar al usar IA para crear cursos eLearning

    La creación de cursos eLearning con inteligencia artificial (IA) es la nueva aliada para líderes de formación y desarrolladores de cursos eLearning en las empresas. Especialmente ahora que las capacidades del machine learning están alcanzando nuevos máximos.

    Estrategias efectivas para maximizar el tiempo de formación en su empresa

    Imagine este escenario: Usted está concentrado en una tarea crucial en su lugar de trabajo y, de repente, una notificación de correo electrónico rompe su enfoque. A continuación, un colega le envía un mensaje de WhatsApp para hacerle una "rápida" consulta. Entre correos electrónicos, mensajes instantáneos, videoconferencias y llamadas telefónicas, al concluir el día, se da cuenta de que ha avanzado poco en su proyecto. ¿Le resulta familiar esta situación? No está solo. Estudios muestran que, en una jornada laboral de 8 horas, los empleados pueden perder casi una hora y media solo en gestionar correos electrónicos. No está solo. De hecho, estudios indican que, en una jornada laboral de 8 horas, los empleados pueden llegar a perder casi una hora y media solo revisando correos electrónicos.

    ¿Falta de compromiso en eLearning? Descubra por qué sus colaboradores no participan activamente

    Los cursos de eLearning representan una oportunidad estratégica para fortalecer las habilidades de su equipo, pero no siempre logran capturar la atención y el compromiso de los colaboradores. Mientras que un diseño instruccional innovador y contenido de alta calidad son esenciales, la verdadera magia radica en adaptar estos elementos a las necesidades y motivaciones de los usuarios. Sin una revisión y optimización constantes, basadas en datos y retroalimentación, incluso los programas más sofisticados corren el riesgo de ser subutilizados, representando un gasto considerable sin retorno de inversión.