BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    ¿Es hora de reskilling? Reconozca las señales en su empresa

    ¿Sabía que más del 40% de las habilidades laborales actuales se espera que cambien en la próxima década debido a la innovación tecnológica?

    Esta impresionante estadística subraya un punto crítico: el reskilling no es una opción, sino una necesidad imperativa para las empresas que desean mantenerse competitivas y relevantes.

    Sin embargo, lanzarse a la piscina del reskilling simplemente porque está de moda o para "marcar la casilla" no es la estrategia más prudente. Cada empresa tiene sus propias necesidades y desafíos únicos, y determinar cuándo es realmente necesario implementar programas de reskilling es clave para el éxito a largo plazo.

    En este artículo, vamos a compartir cinco señales clave a las que, como líder de formación, debe estar atento. Estas señales le ayudarán a identificar cuándo su organización necesita adaptarse y adoptar nuevas habilidades para no solo sobrevivir sino prosperar en el mercado actual

     

    Señal #1: Brechas de habilidades que afectan el rendimiento

    Si su empresa enfrenta un rendimiento por debajo de lo esperado o desafíos para cumplir con los estándares actuales de la industria, podría ser un indicador de que las habilidades existentes se están volviendo obsoletas.

    Este es uno de los primeros signos de alerta que demandan su atención inmediata. La brecha entre las habilidades existentes y las requeridas para cumplir con objetivos estratégicos debe ser evaluada y abordada con urgencia.

    Pero, ¿cómo se manifiesta esto en el día a día? Podría notar que los proyectos tardan más de lo previsto en completarse, que la calidad del trabajo no cumple con las expectativas, o que sus equipos luchan constantemente contra problemas técnicos que no saben cómo resolver. Quizás sus clientes empiezan a señalar que tus soluciones ya no satisfacen plenamente sus necesidades, o que la competencia ofrece opciones más atractivas.

    Aquí le presentamos algunas preguntas específicas que los líderes de formación pueden hacerse para identificar estas brechas:

    1. ¿Hay áreas en nuestra operación donde el rendimiento está consistentemente por debajo de nuestras metas o expectativas?

      Evaluar el rendimiento a través de métricas específicas puede ayudar a identificar áreas problemáticas que podrían beneficiarse de un programa de upskilling.

    2. ¿Cómo se comparan nuestras prácticas y resultados con los estándares actuales de la industria?

      Realizar un benchmarking regular contra competidores y estándares de la industria puede revelar áreas donde su equipo necesita mejoras.

    3. ¿Qué habilidades se necesitan para cerrar estas brechas de rendimiento?

      Identificar las habilidades específicas que faltan permitirá diseñar programas de formación más efectivos.

    4. ¿Existe una correlación entre las brechas de habilidades y los proyectos o áreas con resultados inferiores?

      Analizar el impacto directo de las habilidades faltantes en proyectos específicos puede ayudar a priorizar áreas de capacitación.

    También leer: Utilizar el microlearning para cerrar la brecha de habilidades en su organización

     

    Señal #2: Altas tasas de rotación de colaboradores

    Observar una rotación de empleados más alta de lo usual, particularmente entre aquellos que son vistos como talentos clave, puede ser una clara indicación de que algo no marcha bien en su organización.

    Frecuentemente, esto se debe a una percepción de falta de oportunidades de desarrollo profesional o a la sensación de que sus habilidades ya no progresan.

    Esta situación no solo afecta la moral del equipo, sino que también puede incrementar los costos asociados con la contratación y formación de nuevos empleados.

    Aquí hay algunas preguntas específicas que los líderes de formación pueden considerar para abordar este desafío:

    1. ¿Con qué frecuencia estamos revisando y actualizando los planes de desarrollo individual para cada empleado?

      Una revisión periódica puede ayudar a identificar oportunidades de crecimiento personalizadas y asegurar que los empleados sientan un camino claro hacia el progreso en su carrera.

    2. ¿Estamos ofreciendo oportunidades de aprendizaje y desarrollo que se alinean con las aspiraciones de carrera de nuestros empleados?

      Entender y apoyar las metas profesionales de los empleados puede fomentar su compromiso y satisfacción laboral.

    3. ¿Cómo medimos la satisfacción de nuestros empleados con las oportunidades de desarrollo profesional disponibles?

      Encuestas de clima laboral o entrevistas uno a uno pueden ofrecer insights valiosos sobre cómo los empleados perciben sus oportunidades de crecimiento dentro de la organización.

    También leer: Consejos esenciales para el Upskilling y Reskilling en la Era de la IA

     

    Señal #3: Cambios en la demanda del mercado o de los clientes

    Cuando los vientos del mercado cambian, trayendo consigo nuevas demandas y preferencias por parte de los clientes, es un claro indicador de que las habilidades de su fuerza laboral necesitan una actualización.

    Este escenario puede presentar tanto desafíos como oportunidades para su organización. La capacidad de adaptarse rápidamente y satisfacer estas nuevas expectativas no solo es esencial para mantenerse competitivo, sino que también puede abrir nuevas vías de crecimiento y desarrollo.

    Por ejemplo, si sus clientes empiezan a demandar una presencia más fuerte y sofisticada en redes sociales o servicios digitales que su equipo actual no está capacitado para proporcionar, es un claro indicador de que necesita actualizar las habilidades digitales de su fuerza laboral.

    Otro ejemplo: La tendencia hacia la personalización y la atención al cliente a medida, impulsada por los avances en análisis de datos y IA, puede requerir habilidades nuevas en análisis de datos y atención personalizada que su equipo actual no posee.

    Para navegar con éxito estos cambios, es crucial hacerse las siguientes preguntas específicas:

    1. ¿Qué cambios específicos estamos observando en las preferencias de nuestros clientes o en las demandas del mercado? Identificar claramente estas tendencias puede ayudarlo a comprender mejor las nuevas habilidades que su equipo necesita desarrollar.

    2. ¿Cómo se comparan nuestros productos o servicios actuales con las nuevas expectativas del mercado? Esta reflexión puede revelar áreas específicas donde su oferta actual podría estar quedando corta.

    3. ¿Tenemos la capacidad interna para adaptarnos a estos cambios con nuestra fuerza laboral actual? Evaluar honestamente si su equipo actual tiene las habilidades necesarias para realizar los ajustes requeridos es fundamental.

    4. ¿Qué habilidades específicas necesitamos desarrollar para alinear nuestra oferta con las nuevas demandas del mercado? Identificar estas habilidades le permitirá diseñar programas de reskilling dirigidos y eficaces.

    5. ¿Cómo podemos involucrar a nuestro equipo en el proceso de adaptación a estas nuevas demandas? Fomentar una cultura de aprendizaje continuo y adaptabilidad entre sus empleados es clave para una transición exitosa.

    Responder a estas preguntas no solo lo ayudará a identificar las áreas críticas que necesitan atención, sino que también trazará un camino claro hacia el reskilling eficaz de su fuerza laboral. 

    Señal #4: Retroalimentación interna

    Es crucial escuchar activamente y valorar la retroalimentación de sus colaboradores. Si nota que les faltan herramientas o habilidades para desempeñar eficientemente sus tareas, o si manifiestan un interés genuino en desarrollar nuevas competencias, es un claro indicativo de que debes actuar.

    Considere preguntas como:

    • ¿Cuáles son las habilidades específicas que mis empleados sienten que les faltan para cumplir con sus tareas actuales de manera más efectiva?

    • ¿Hay áreas de desarrollo profesional que han sido consistentemente señaladas por varios miembros del equipo?

    Estas preguntas le ayudarán a identificar no solo las áreas de mejora sino también las aspiraciones de crecimiento profesional de sus empleados, lo cual es esencial para diseñar programas de reskilling que sean tanto relevantes como motivadores.

     

    Ejemplos de retroalimentación Interna que indican la necesidad de Reskilling:

    1. Solicitudes Directas de Capacitación: Un empleado podría expresar directamente el deseo de aprender una nueva herramienta de software que cree que podría mejorar su eficiencia en el trabajo. Por ejemplo, un miembro del equipo de marketing podría solicitar formación en análisis de datos para interpretar mejor el comportamiento del consumidor.

    2. Comentarios sobre Desafíos en Tareas Actuales: Si varios empleados mencionan que se sienten frustrados al usar una determinada tecnología o metodología, esto puede ser un indicativo de que no están completamente equipados para manejar esas tareas. Por ejemplo, si el equipo de desarrollo de producto señala dificultades en la implementación de metodologías ágiles, esto podría señalar la necesidad de un reskilling en esa área.

    3. Discusiones en Reuniones de Equipo: Durante estas sesiones, los empleados pueden compartir experiencias sobre proyectos recientes, resaltando cualquier dificultad técnica o falta de conocimiento que hayan enfrentado. Por ejemplo, si en una reunión se discute extensamente sobre los retos encontrados en la adopción de nuevas tecnologías digitales, esto puede indicar una brecha de habilidades en el equipo.

    La retroalimentación interna, por lo tanto, actúa como un termómetro que mide la temperatura de las habilidades y el contentamiento de los empleados dentro de la organización. Ignorar estas señales puede resultar en disminución de la productividad, pérdida de talento y, en última instancia, una desventaja competitiva en el mercado.

     

    Señal #5: Avances en la Inteligencia Artificial y la Tecnología

    En el acelerado escenario tecnológico actual, la inteligencia artificial (IA) y los avances tecnológicos están remodelando no solo cómo operan las empresas, sino también las habilidades que sus equipos necesitan para ser eficaces y competitivos. Como líder en su organización, es esencial que usted se mantenga alerta a estas transformaciones y comprenda cómo "medir la temperatura" de este factor crítico para asegurar la relevancia y eficiencia de su fuerza laboral.

    La señal que debe captar es la velocidad y el impacto de los avances tecnológicos dentro de su sector, específicamente en áreas como la IA, el aprendizaje automático y el análisis de datos. Estos cambios no solo alteran las expectativas del mercado, sino que también pueden hacer que las habilidades actuales de su equipo se vuelvan obsoletas rápidamente.

    Cómo medir la temperatura de este factor:

    1. Evaluación de competencias actuales: Realice un análisis exhaustivo de las habilidades tecnológicas actuales de su equipo. ¿Están al día con las últimas herramientas y plataformas en su industria?

    2. Seguimiento de tendencias tecnológicas: Manténgase informado sobre las últimas innovaciones tecnológicas y su adopción por parte de competidores y líderes de la industria. ¿Cuáles son las tecnologías emergentes que están comenzando a influir en su sector?

    3. Retroalimentación del Equipo: Escuche atentamente lo que su equipo tiene que decir sobre las herramientas y tecnologías con las que trabajan. ¿Expresan una necesidad de capacitación o actualización en áreas específicas?

    4. Análisis de la demanda del mercado: Evalúe cómo las expectativas y necesidades de sus clientes están evolucionando con la tecnología. ¿Hay nuevas habilidades que su equipo necesita adquirir para satisfacer estas demandas cambiantes?

    Al mantener un pulso constante sobre estos avances y evaluar proactivamente las necesidades de reskilling de su equipo, usted estará no solo asegurando que su organización se mantenga al frente de la curva tecnológica, sino también invirtiendo en el desarrollo y satisfacción de sus empleados.

    También leer: ¿Cómo desarrollar las habilidades digitales de su equipo?


    En Conclusión

    El reconocimiento de estas señales y la implementación proactiva de programas de reskilling son esenciales para asegurar que su organización no solo mantenga su competitividad, sino que también se posicione como líder en un entorno empresarial en constante evolución. La inversión en el desarrollo de habilidades de sus empleados es fundamental para fomentar la innovación, mejorar la satisfacción laboral y retener talento clave.

    También leer: Ideas para aplicar Inteligencia Artificial en la creación de contenido e-learning

    New call-to-action

    Artículos relacionados

    ¿Cómo medir el impacto de los programas de formación online?

    La formación online es fundamental para numerosas empresas y organizaciones en la actualidad, pero pese a la existencia de diversas herramientas para medir su impacto, ¿logramos realmente una comprensión completa y profunda del valor que estos programas aportan a nuestras organizaciones?

    5 técnicas para acelerar el proceso de desarrollo de sus cursos de eLearning

    ¿Ha sentido la urgencia de actualizar y expandir los programas de formación en su empresa ante los rápidos cambios tecnológicos y de mercado? En nuestra era digital, no solo es fundamental ser ágiles en el desarrollo de cursos de eLearning; es prácticamente un requisito para mantenerse competitivo. Como líder de formación, enfrenta el reto constante de adaptar la capacitación a necesidades que evolucionan día con día, abarcando desde procesos comerciales hasta el manejo de nuevas tecnologías y normativas. La rápida obsolescencia de los conocimientos, sumada a plazos ajustados y presupuestos limitados, complica aún más esta tarea.

    Cómo usar la IA para desarrollar contenidos e-learning

    La inteligencia artificial (IA) está revolucionando el e-learning, prometiendo transformar cómo creamos cursos. Sin embargo, para líderes y equipos de formación, surge la pregunta: ¿Es la IA un aliado o un nuevo reto a enfrentar? Sabemos que adaptarse a la IA puede parecer abrumador, desde dominar su aprendizaje hasta integrarla efectivamente, sin mencionar el temor a que deshumanice la formación. Pero, miremos el panorama completo: la IA abre puertas a una creación de cursos más rápida, aprendizaje personalizado y una gestión del conocimiento más eficiente. Imagine automatizar funciones altamente tediosas en el diseño instruccional, crear contenido a medida para cada colaboradores y usar datos para mejorar los cursos constantemente. ¿No es esto exactamente lo que queremos para la formación en las empresas?