BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    Consejos para optimizar la legibilidad en sus cursos eLearning

    ¿Alguna vez ha intentado leer algo en su teléfono y se ha encontrado frunciendo el ceño para descifrar las letras?

    Si es líder de capacitación y desarrollo o líder de eLearning en su empresa, es vital recordar que no basta con enviar contenido a sus colaboradores.

    Hay que asegurarse de que este contenido sea no solo interesante sino también fácil de leer, especialmente en dispositivos móviles, donde la mayoría ahora accede a estos materiales.

    El aprendizaje efectivo, ya sea en persona o en línea, se fundamenta en la claridad visual y la facilidad de lectura. Si el contenido que ofrece es difícil de descifrar, corre el riesgo de que las personas se desconecten, se aburran o, lo que es peor, no aprendan nada.

    Considerar aspectos básicos del diseño, como la tipografía, es más crucial de lo que piensa. Un texto claro y legible no solo mejora la estética, sino que facilita la comprensión y retención del contenido.

    ¿Ha revisado si el tamaño de letra, el espaciado entre líneas y el contraste de su material eLearning son adecuados para leer en diferentes dispositivos y bajo diversas condiciones de luz?

    Siga leyendo para conocer los consejos claves para optimizar la legibilidad en sus cursos eLearning. 

     

    ¿Qué motiva realmente a las personas a leer en línea? 

    La respuesta puede ser más sencilla de lo que pensamos.

    Según estudios recientes, como los de Nectafy.com, si existe la preocupación de que las personas no estén leyendo su contenido, muy probablemente sea así. O al menos, que estén enfrentando dificultades para hacerlo.

    En el diseño de eLearning, lo último que queremos es crear pantallas que sean un desafío para la lectura. A diferencia de lo que se podría pensar, un curso efectivo de eLearning no se beneficia de fuentes excesivamente creativas o elementos de diseño complicados.

    De hecho, la simplicidad gana la partida: buscamos textos que sean fácilmente distinguibles y ligeros para el lector.

    Entonces, ¿qué hace que la gente quiera seguir leyendo? Las personas buscan claridad y facilidad. Quieren alcanzar sus objetivos de aprendizaje sin tener que luchar contra las letras en la pantalla.

    Además, es crucial reconocer que la lectura en línea difiere significativamente de la lectura en papel. Por ejemplo, las fuentes sans serif son a menudo recomendadas para textos en pantalla porque, a diferencia de las serif, suelen ser más legibles en este medio.

    Esto se debe a que las serif, con sus pequeños adornos en los extremos de las letras, pueden hacer que el texto se vea más saturado y fatigar más rápidamente la vista en pantallas digitales.

     

    A continuación, presentamos algunas estrategias que pueden mejorar significativamente la legibilidad del contenido de sus cursos eLearning:

     

     1- Elija tipografías claras y legibles

    En el entorno digital, elegir la tipografía correcta es fundamental para mantener la atención y mejorar la comprensión del colaborador.

    Las tipografías sans serif, como Helvetica y Arial, son ideales para pantallas debido a su diseño limpio y sin adornos. Este estilo simplificado facilita la lectura rápida y evita que las letras se fusionen, un problema común en las pantallas cuando se utilizan fuentes más ornamentadas.

    La claridad de estas tipografías no solo mejora la legibilidad, sino que también aumenta la retención del contenido. Los textos claros y bien estructurados permiten que los usuarios se concentren mejor en el mensaje, sin distracciones visuales innecesarias.

    Consejo práctico: Cuando diseñe contenido de formación online, siempre priorice la legibilidad. Realice pruebas en diferentes dispositivos para asegurarse de que el texto sea fácil de leer en cualquier tamaño de pantalla. Esto garantizará que todos los colaboradores, sin importar el dispositivo que utilicen, puedan acceder y aprender eficazmente del material proporcionado.

    Fuentes sans serif, como Arial o Helvetica, mejoran la legibilidad en pantallas, reduciendo la fatiga ocular en un 15%.

    2- Priorice un alto contraste

    Es fundamental mantener un contraste adecuado entre el color del texto y el fondo para facilitar la lectura. La combinación más efectiva y probada es texto oscuro sobre fondo claro, como el clásico negro sobre blanco. Esta sencillez no solo facilita la lectura, sino que también minimiza la fatiga ocular.

    Aunque puede ser tentador usar colores vivos como azul, rosa o verde para el texto, es mejor reservar estos tonos para títulos y subtítulos que requieran atención adicional. Estos colores pueden captar el interés y ayudar a estructurar el contenido, pero para el cuerpo del texto, la simplicidad del negro sobre blanco sigue siendo insuperable. Esta combinación ha sido la norma durante siglos por una razón muy clara: garantiza la máxima legibilidad.

    Consejo práctico: Al diseñar su contenido eLearning, use colores vivos con moderación y siempre verifique que el contraste sea suficiente para leer sin esfuerzo. Una herramienta útil para evaluar la legibilidad del color es utilizar verificadores de contraste en línea, que le permiten asegurarse de que sus elecciones de color cumplen con las normas de accesibilidad visual.

     

    También leer: Cómo utilizar la psicología del color en el diseño de cursos eLearning

    Un contraste del 70% entre texto y fondo es óptimo para la lectura en línea, mejorando la comprensión hasta en un 20%.

    3- Seleccione tamaños de fuente grandes para evitar la fatiga visual

    Para garantizar una lectura cómoda y prevenir la fatiga visual, es crucial utilizar tamaños de fuente que sean suficientemente grandes, especialmente en entornos de eLearning donde los usuarios pueden pasar largos períodos leyendo en pantalla.

    Un tamaño adecuado de la fuente facilita la lectura y mejora la retención de la información.

    Recomendaciones para tamaños de fuente en cursos eLearning:

    • Texto del cuerpo: Utilice un tamaño mínimo de 16 puntos. Este tamaño ayuda a leer sin esfuerzo, minimizando la necesidad de acercar la vista a la pantalla.

    • Subtítulos: Opte por un tamaño de al menos 18 puntos. Este aumento respecto al texto del cuerpo ayuda a diferenciar claramente las secciones y destaca la importancia de los puntos clave.

    • Títulos: Escoja un tamaño de al menos 20 puntos para los encabezados. Los títulos más grandes capturan la atención y señalan claramente el inicio de nuevas secciones o temas importantes.

    Consejo práctico: Asegúrese de probar estos tamaños en varios dispositivos, incluyendo smartphones y tablets, para confirmar su efectividad en diferentes pantallas. Esto es vital porque lo que funciona bien en una pantalla de computadora puede no ser tan efectivo en una pantalla más pequeña. Facilitar ajustes personalizables en las preferencias de visualización de su plataforma de eLearning también puede ser un gran valor añadido para los usuarios, permitiéndoles adaptar la experiencia de aprendizaje a sus necesidades visuales específicas.

    Según la Asociación Americana de Optometría, el tamaño ideal de fuente para lectura en pantalla oscila entre 14 y 16 puntos, facilitando la lectura sin esfuerzo.

    4- Brevedad y puntualidad en los párrafos

    En eLearning, es crucial dividir el contenido en párrafos cortos y concisos para mantener la atención y facilitar la digestión de la información, especialmente cuando se accede a través de dispositivos móviles. Los textos largos y densos pueden ser intimidantes y difíciles de seguir, llevando a una pérdida de interés o incluso a la fatiga visual.

    Limitar los párrafos a 3-4 líneas no solo mejora la legibilidad, sino que también permite a los colaboradores procesar y retener la información más eficientemente. Este enfoque de "bocado de información" ayuda a mantener una lectura fluida y dinámica, evitando que los usuarios se sientan abrumados por demasiado texto de una sola vez.

    Consejo práctico: Utilice separadores visuales como líneas o espacios adicionales entre párrafos para darle al colaborador momentos de pausa y respiro. Esto no solo ayuda a organizar visualmente el contenido, sino que también prepara mentalmente al lector para el siguiente bloque de información, manteniendo su interés y facilitando una mejor absorción del material.

     

    5- Use el espacio en blanco

    El diseño de eLearning eficaz no solo trata sobre lo que se dice, sino también sobre cómo se presenta visualmente la información.

    Si su curso está saturado de texto de extremo a extremo, corre el riesgo de perder rápidamente la atención de la persona. El uso estratégico del espacio en blanco —o el espacio vacío— alrededor y dentro de los bloques de texto es crucial para crear una experiencia de lectura agradable y efectiva.

    Incorporar márgenes adecuados y aumentar el espaciado entre líneas son técnicas efectivas para mejorar la legibilidad. Estos elementos ayudan a definir claramente dónde termina un párrafo y dónde comienza otro, permitiendo que los ojos del lector descansen y facilitando el seguimiento visual de la información.

    Además, un diseño aireado ayuda a evitar la sobrecarga visual y permite que los estudiantes se enfoquen mejor en cada segmento de texto.

    Consejo práctico: Al diseñar su contenido de eLearning, asegúrese de utilizar espacios en blanco no solo entre párrafos sino también alrededor de elementos gráficos y listas. Esto no solo mejora la estética general del curso, sino que también separa visualmente diferentes secciones y componentes, haciendo más intuitiva la navegación a través del contenido.

     

    6- Estructura clara y organizada

    Una estructura clara y bien organizada es fundamental en eLearning para guiar al colaborador a través del contenido de manera lógica y sistemática.

    Utilizar encabezados y listas no solo ordena la información, sino que también facilita la comprensión y mejora la retención. Según estudios del Instituto de Tecnología de Massachusetts, una buena organización puede aumentar la retención de información hasta en un 25%. Los encabezados actúan como señales que preparan a la persona para lo que viene, ayudando a anticipar el tipo de información que seguirá.

    Consejo práctico: Implemente encabezados claros y distintivos para cada sección y use listas numeradas o con viñetas para resaltar puntos clave o pasos en un proceso. Esto no solo estructura visualmente el contenido, sino que también permite que los estudiantes encuentren rápidamente información específica sin tener que leer todo el texto detenidamente.

     

    7- Alineación para facilitar la lectura

    La alineación del texto es un elemento crucial para mejorar la legibilidad en cualquier material de eLearning. La tipografía alineada a la izquierda es generalmente la más fácil de leer, porque mantiene un punto de inicio constante para cada línea, facilitando el seguimiento visual del texto.

    En contraste, la alineación justificada, aunque puede parecer estéticamente agradable, a menudo crea espacios irregulares entre las palabras, lo que puede dificultar la lectura rápida y aumentar la fatiga visual, especialmente en bloques de texto estrechos típicos de muchas interfaces web y móviles.

    Usar la alineación a la derecha es adecuado en casos específicos, como cuando se agrupa texto alrededor de imágenes o para crear un efecto visual en ciertas partes del contenido. Sin embargo, este tipo de alineación debería usarse con moderación, ya que puede complicar el flujo natural de lectura para aquellos cuyo idioma se lee de izquierda a derecha.

    Consejo práctico: Al diseñar su contenido eLearning, opte por una alineación a la izquierda en la mayoría de sus textos. Esto no solo mejorará la legibilidad sino que también proporcionará una experiencia de lectura más cómoda y natural

     

    4-12-Readibility_es

     

    También leer:

    ¿Cómo diseñar un curso eLearning eficaz? Conozca los elementos esenciales de diseño y cómo aplicarlos con éxito

    Lo que todo diseñador de eLearning tiene que saber sobre las personas

    5 formas de reducir la sobrecarga de información en sus cursos eLearning


    Ahora que conoce algunos principios básicos para mejorar la legibilidad en sus cursos, está mejor equipado para crear o revisar su material educativo.

    Antes de comenzar su próximo curso o revisar los existentes, reflexione sobre las siguientes preguntas:

    • ¿Están los textos de mi curso claramente organizados con encabezados, subtítulos y listas que facilitan la navegación y comprensión?

    • ¿He utilizado un tamaño de fuente adecuado y espaciado consistente para garantizar que el contenido sea fácil de leer en cualquier dispositivo?

    • ¿La alineación del texto favorece una lectura fluida y natural?

    • ¿He integrado suficiente espacio en blanco para evitar la sobrecarga visual y mejorar la concentración?

    Considerar estos aspectos puede transformar la experiencia de aprendizaje, haciéndola más accesible y efectiva para todos sus colaboradores.

    ¿Está listo para poner estos principios en práctica y elevar la calidad de sus cursos eLearning?

     

    ebook gratuito responsive

     


     

    Artículos relacionados

    Cómo está impactando la IA en los departamentos de formación y desarrollo

    En el panorama actual, los departamentos de formación y desarrollo se enfrentan a un abanico de desafíos que van desde la actualización tecnológica hasta la creación de contenidos accesibles y atractivos para una fuerza laboral diversa.

    Guía completa de M-Learning: Qué es y cómo implementarlo en su empresa

    La tecnología móvil ha revolucionado cómo consumimos y transmitimos información. Hoy en día, el 83% de la población mundial tiene un teléfono inteligente. Pasamos al menos 3 horas diarias en nuestros teléfonos. Esta realidad ha cambiado el lugar de trabajo. El Mobile Learning (aprendizaje móvil) es una respuesta natural a esta integración.Permite a los empleados aprender en cualquier momento y lugar, aprovechando al máximo sus dispositivos móviles. Los beneficios son evidentes para todos: empresas más ágiles y trabajadores mejor capacitados. Sin embargo, muchas empresas aún no han dado el salto a esta modalidad.

    5 reglas para diseñar cursos eLearning multi-dispositivo

    En el vertiginoso mundo del eLearning, la habilidad de adaptar los cursos a múltiples dispositivos ya no es solo una opción, sino una necesidad imperativa. Piénselo: actualmente, más del 70% de los colaboradores alternan entre computadoras, tabletas y smartphones para acceder a sus cursos. Esta tendencia no solo refleja un cambio hacia estilos de vida más móviles y versátiles, sino que también marca una evolución en cómo concebimos y consumimos el aprendizaje.