BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    5 preguntas clave antes de empezar a diseñar un curso eLearning

    Diseñar un curso e-learning no es solo una tarea; es una misión para transformar la forma en que sus colaboradores adquieren conocimientos y habilidades.

    Usted, como líder de formación en su empresa, tiene una visión clara: crear experiencias de aprendizaje que no solo eduquen sino que también inspiren y motiven a su equipo.

    Sin embargo, el camino para transformar esa visión en realidad puede estar lleno de interrogantes y desafíos. ¿Cómo puede asegurarse de que su curso realmente responda a las necesidades de su audiencia? ¿Qué estrategias puede implementar para garantizar que el contenido sea tanto atractivo como efectivo?

    Antes de dar el primer clic en su herramienta de diseño e-learning, es crucial hacer una pausa y reflexionar sobre algunos aspectos fundamentales. Estos no solo prepararán el terreno para un curso exitoso sino que también le ahorrarán tiempo, esfuerzo y recursos en el largo plazo.

    Las siguientes preguntas están diseñadas para guiarlo en este proceso inicial de reflexión:


    1) ¿Conoce realmente las necesidades de aprendizaje de sus colaboradores?

    Antes de empezar, es vital entender no solo lo que usted quiere enseñar, sino lo que sus colaboradores necesitan aprender. ¿Ha tenido la oportunidad de dialogar con ellos para conocer sus expectativas y áreas de interés?

    Entender profundamente las necesidades de aprendizaje de sus colaboradores es el cimiento sobre el cual debe edificar cualquier curso e-learning. Este conocimiento trasciende el simple acto de impartir información; se trata de crear una conexión genuina con sus colaboradores, entender sus desafíos, aspiraciones y el contexto en el cual aplicarán lo aprendido.

    El proceso de análisis debe ser meticuloso y considerar varios aspectos clave que influirán en cómo diseñará y presentará su contenido.

    Aquí hay algunas áreas cruciales a explorar:

    • Experiencia y conocimiento previo: Identifique el nivel de experiencia de sus colaboradores. ¿Están al inicio de su carrera o tienen años de experiencia en su campo? Esta distinción es crucial para calibrar el nivel de profundidad y detalle de su contenido. Para colaboradores con vasta experiencia, enfóquese en ofrecer insights avanzados y evitar repasar conceptos que ya dominan. En contraste, para los novatos, es fundamental construir una base sólida antes de avanzar a temas más complejos.

    • Habilidades tecnológicas: Evalúe la competencia tecnológica de su audiencia. No todos los colaboradores se sienten cómodos utilizando nuevas plataformas digitales. Identificar este aspecto le permitirá determinar si necesita incorporar una orientación o soporte técnico adicional para asegurar un acceso fluido al curso.

    • Necesidades de aprendizaje específicas: Comprender las habilidades y competencias particulares que cada grupo dentro de su audiencia necesita desarrollar. Esto puede variar significativamente entre diferentes niveles jerárquicos o departamentos. Personalizar el contenido para abordar estas necesidades específicas hará que el aprendizaje sea más pertinente y aplicable.

    • Acceso tecnológico y dispositivos: Reflexione sobre cómo sus colaboradores accederán al contenido. La elección del dispositivo (computadoras, smartphones, tablets) y la conectividad (uso de VPN, disponibilidad de internet de alta velocidad) pueden influir significativamente en el diseño del curso. Un contenido accesible en múltiples dispositivos asegura que los colaboradores puedan aprender en el momento y lugar que prefieran, incrementando así las oportunidades de participación y compromiso.

    Este enfoque holístico en la fase de análisis garantiza que el diseño de su curso e-learning no solo sea instructivo sino también profundamente relevante y personalizado para sus colaboradores. Al invertir tiempo en comprender a su audiencia, está sentando las bases para un programa de aprendizaje que no solo sea absorbido, sino también aplicado y valorado en el día a día laboral.

    Leer más: 3 Razones por las que todo diseñador eLearning debería conocer bien a su audiencia

    New call-to-action

     

    2) ¿Está su contenido alineado con los objetivos de su empresa?

    Antes de sumergirse en el desarrollo del contenido, es crucial hacer una introspección y preguntarse: ¿El curso que estoy por diseñar es realmente una solución estratégica a un desafío o necesidad empresarial concreta? Esta pregunta no solo refuerza la relevancia de su proyecto de e-learning sino que también previene el desgaste de recursos en iniciativas de formación que no tienen un impacto directo en la mejora de procesos, la innovación o el rendimiento del personal.

    La alineación del contenido de su curso e-learning con los objetivos estratégicos de su empresa no es solo un paso más en el proceso de diseño; es la piedra angular que garantiza que su inversión en formación digital se traduzca en un verdadero valor añadido para su organización. Este alineamiento asegura que cada módulo de aprendizaje, cada actividad interactiva y cada evaluación contribuyan de manera significativa al logro de los objetivos corporativos, evitando así la desconexión entre lo que se aprende y lo que se aplica en el día a día laboral.

    La detección de necesidades de capacitación debe ir más allá de la superficie, explorando profundamente cómo el e-learning puede:

    • Resolver problemas específicos que afectan la eficiencia o la calidad del trabajo. Identificar estos problemas permite diseñar cursos que ofrezcan soluciones prácticas y aplicables inmediatamente.

    • Anticiparse a los requerimientos futuros de la empresa, ya sean tecnológicos, de procesos o de competencias, preparando a sus colaboradores para los cambios antes de que estos ocurran.

    • Actualizar y reforzar conocimientos ante cambios constantes en el mercado, asegurando que su equipo se mantiene competitivo y adaptativo.

    • Incentivar la adopción de nuevas herramientas y metodologías, facilitando la transición y maximizando la adopción por parte de los equipos.

    • Potenciar la calidad del servicio al cliente, directamente relacionado con la formación de su equipo en áreas clave que afectan la experiencia del cliente.

    • Incrementar la productividad mediante la optimización de procesos y la adopción de normas de calidad más estrictas.

    • Desarrollar habilidades específicas que son críticas para el avance y la innovación dentro de su sector.


    Guía paso a paso: Cómo evaluar las necesidades de capacitación de su empresa

    5 claves para alinear sus cursos eLearning con los objetivos empresariales

     

    3) ¿Qué tipo de curso e-Learning realmente necesita?

    Determinar el tipo adecuado de curso e-learning para su organización es un paso esencial que se deriva de un entendimiento profundo tanto del propósito de la capacitación como de las características de su audiencia. La naturaleza de su contenido es un aspecto crítico que debe ser analizado cuidadosamente antes de proceder con el diseño y desarrollo del curso.

    ¿Es requerida la capacitación para cumplir con reglamentos? ¿Creará conciencia sobre un nuevo programa de responsabilidad social corporativa de la compañía? ¿Será este un curso que explorará temas a profundidad? ¿O consistirá en un resumen de información básica que puede ser presentado de una forma menos formal? ¿Necesita usted brindar ejemplos de situaciones para impartir conocimiento? ¿O necesita cambiar conductas específicas en el lugar de trabajo?

    Piense también CUÁNTO contenido tiene a su disposición. ¿Cuenta usted con mucho contenido que requerirá que el curso se extienda? Si usted tiene que cubrir mucha información, procure dividir el curso en módulos pequeños de máximo 20 minutos. También, los expertos recomiendan promover alguna clase de interacción cada 8 minutos con el fin de mantener al colaborador involucrado. 

    Analizar estas preguntas antes de desarrollar un curso le brindará un marco sólido sobre el cual construir su curso de e-learning. Logrará desarrollar un producto sólido y con propósito, que satisfará las necesidades de su audiencia meta mediante el mejor método posible.

    Leer más:

    4) ¿Cómo asegurará la participación y motivación de los participantes a lo largo del curso?

    Mantener a los participantes comprometidos y motivados a lo largo de un curso e-learning es uno de los desafíos más significativos que enfrentan los diseñadores instruccionales.

    La participación activa y la motivación continua no son productos del azar; son el resultado de una planificación estratégica y de la implementación de prácticas pedagógicas probadas. El uso de Modelos de Diseño Instruccional es un excelente punto de partida para estructurar su curso de manera que fomente la interacción y el interés constante.

    Modelos como ADDIE, los principios instruccionales de Merrill y los nueve eventos instruccionales de Gagné ofrecen marcos sólidos para desarrollar experiencias de aprendizaje que capturan y retienen la atención de los participantes. Estos modelos enfatizan la importancia de analizar las necesidades de los aprendices, diseñar contenido relevante, desarrollar materiales atractivos, implementar el curso de manera efectiva y, finalmente, evaluar tanto el proceso de aprendizaje como los resultados.

    Para asegurar la participación y motivación deberá empezar a considerar aspectos como:

    1. Experiencias prácticas: Los aprendices valoran la oportunidad de aplicar lo que aprenden en contextos reales o simulados. Esto no solo refuerza el aprendizaje sino que también incrementa la percepción de la utilidad del curso.

    2. Narrativas e historias: Las historias son herramientas poderosas para transmitir conceptos y valores complejos de manera memorable. Al conectar emocionalmente con los participantes, las historias pueden aumentar su interés y compromiso.

    3. Discusiones grupales: La interacción entre pares es una excelente manera de enriquecer el proceso de aprendizaje, permitiendo que los participantes compartan perspectivas y soluciones a problemas comunes.

    4. Evaluaciones de auto-reflexión: Invitar a los aprendices a reflexionar sobre su propio proceso de aprendizaje y cómo pueden aplicar lo aprendido en su contexto laboral o personal les ayuda a internalizar el conocimiento.

    5. Métodos variados: Estudios de casos, pruebas cortas, juegos, escenarios y simulaciones son herramientas efectivas para diversificar el proceso de aprendizaje y mantener la frescura y el interés.

    Es esencial resistir la tentación de seguir las últimas tendencias en e-learning sin considerar si son la mejor opción para su audiencia. La eficacia de cualquier método o herramienta instruccional depende de su alineación con las necesidades y preferencias de los aprendices.

    Al final, lo que garantizará la participación activa y la motivación continua en su curso e-learning es su capacidad para conectar de manera significativa con los participantes, ofreciéndoles una experiencia de aprendizaje que es relevante, interactiva y aplicable. Este enfoque centrado en el aprendiz asegura no solo su compromiso con el material del curso sino también su éxito en la aplicación práctica de lo aprendido.

    También leer: 5 pasos para organizar el contenido de su curso en línea


    5) ¿Cómo planea medir el éxito de su curso?

    La mejor manera de asegurar que obtendrá los resultados que desea es midiéndolos. 

    Definir qué significa el éxito para usted y cómo lo medirá es fundamental antes de iniciar. ¿Tiene claros los indicadores de rendimiento que utilizará para evaluar la efectividad de su curso?

    Usted tendrá que considerar los tipos de evaluación que incluirá en su curso e-learning. Si su curso trata sobre cumplimiento de reglamentos y requisitos, lo más probable es que deba aplicar un tipo particular de evaluación, como un examen o prueba corta final. Este tipo de evaluación comprobaría el conocimiento adquirido y aseguraría que sus colaboradores cumplan sus objetivos.

    O bien, si se trata de un curso e-learning de ventas usted podría considerar usar un método más informal para evaluar, tales como proyectos prácticos. 

    Ultimadamente lo más importante es medir el impacto del curso. ¿Está el curso afectando o cambiando ciertas conductas? Por ejemplo, si su curso trata sobre seguridad, uno de los objetivos podría ser reducir lesiones prevenibles. Medir, comparar y analizar los datos sobre lesiones ayudaría a determinar si la capacitación ha cumplido su objetivo.

    Si adapta su método de evaluación a sus objetivos de aprendizaje, será más fácil determinar si usted ha cumplido sus metas. Además, si define cómo se medirá el éxito, será más fácil asegurar que sus colaboradores están obteniendo resultados positivos.

    Leer más:

    Métricas clave para evaluar el éxito de sus programas de formación e-Learning

    8 factores que influyen en el éxito de un curso eLearning


    ¡Seguir estos simples pero poderosos pasos ANTES de empezar a diseñar un curso eLearning son claves! Recuerde que cuanto más relevante sea su curso para su audiencia meta, mayor será su efecto y mejores serán los resultados para todos.

    New call-to-action

     


     

    Artículos relacionados

    Cómo transformar cursos eLearning aburridos en memorables y exitosos

    En el desafío constante de capacitar y desarrollar el talento dentro de las organizaciones, enfrentamos un dilema recurrente: ¿cómo podemos transformar los cursos eLearning, que a menudo son percibidos como aburridos o poco estimulantes, en experiencias memorables y exitosas? Esta pregunta no solo refleja la necesidad de captar la atención de los participantes, sino también de generar un impacto duradero que trascienda más allá de la pantalla, influenciando en su desarrollo profesional. La clave para este cambio radica en diseñar cursos que no solo informen, sino que inspiren, retando a los participantes a aplicar lo aprendido en contextos reales y medir el impacto de su aprendizaje en los resultados de la empresa.

    Las nuevas reglas en la creación de e-learning para empresas

    ¿Se siente abrumado por la rapidez con la que cambian las demandas del mercado laboral y la aparente lentitud de los métodos formativos tradicionales para adaptarse a estos cambios? ¿Le frustra dedicar meses a desarrollar cursos eLearning, solo para encontrarse actualizándolos poco después debido a los rápidos cambios en las necesidades profesionales? ¿Nota que los cursos existentes ya no capturan la atención ni el interés de su equipo, perdiendo su efectividad casi de inmediato?

    Cómo utilizar el microaprendizaje para fomentar el aprendizaje continuo

    En el ámbito laboral actual, nos enfrentamos a dos desafíos significativos. Por un lado, estamos viviendo la Gran Reorganización, un cambio histórico donde los trabajadores buscan empleos que se ajusten mejor a sus vidas personales. La flexibilidad se ha convertido en un aspecto esencial en el trabajo. Por otro lado, la rápida automatización y digitalización exigen un aprendizaje constante para actualizar o adquirir nuevas habilidades. Ya no es suficiente que la formación en las empresas sea ocasional; debe ser un proceso continuo. Aquí es donde el microaprendizaje emerge como una solución estratégica, ofreciendo una manera eficaz de integrar el aprendizaje continuo en el día a día laboral.