BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    4 cambios que debe hacer para que sus programas eLearning tengan mayor impacto

    Previo al inicio del COVID-19, muchas empresas ya tenían en la mira empezar a digitalizar las capacitaciones presenciales. Sin embargo, la llegada de la pandemia adelantó esta apuesta, produciendo cambios significativos en la dinámica de las capacitaciones empresariales. Hoy en día, muchos empleados hacen gran parte de su trabajo de forma remota, y se prevé que seguirá siendo así en los próximos años. Incluso se vio que las conferencias virtuales tuvieron, en aproximadamente tres semanas, un crecimiento que se hubiera dado en al menos 10 años.

    En este sentido, Josh Bersin, una de las principales eminencias sobre temas como recursos humanos corporativos, liderazgo y tecnología, junto a otros importantes expertos de la industria, coinciden en que la crisis global no solo ha afectado a sus respectivas organizaciones, sino que además ha creado, lo que Bersin llama, “The Big Reset” (El Gran Reinicio), que según él, implica un restablecimiento de nuestras expectativas, de nuestras prioridades, y por sobre todo, un reinicio en cómo invertimos nuestro tiempo.

    Por todos estos motivos, ha llegado el momento de reevaluar los sistemas de formación tradicionales y modernizarlos, utilizando nuevos esquemas que se adapten a la “nueva normalidad”.

    A continuación, explicaremos 4 cambios que que se pueden implementar en las empresas para generar un impacto más significativo y darle ese “reset” a las estrategias de capacitación y desarrollo para lograr mejores resultados:


    1) Utilizar datos para la toma de decisiones

    A pesar de la gran cantidad de dinero invertido año tras año en capacitación y desarrollo por las empresas, no hay certeza alguna de que se haya tratado de una inversión fructífera, ya que las evidencias de resultados positivos escasean con frecuencia. Sumado a esto, el impacto a largo plazo y los cambios de comportamiento de los empleados tras una capacitación, son datos que generalmente no se registran. Esta falta de información y analíticas le impide a las empresas optimizar las experiencias e invertir de manera eficaz en el desarrollo y crecimiento de sus empleados.

    Sin embargo, este año la utilización de datos se colocó como una de las tendencias dominantes. Tal y como indica el Reporte 2020 de LinkedIn Learning, cada vez son más las empresas y organizaciones que comienzan a hacer uso de los datos y de Analíticas de Aprendizaje, a fin conocer mejor el comportamiento de los empleados y diseñar las mejores capacitaciones, a su vez que mejoran el ROI.

    Leer más: Big Data: Qué es, por qué importa y cómo puede ponerlo en práctica en eLearning

    2) Priorizar la retención del aprendizaje

    Muchas empresas imparten capacitaciones de uno o dos días de forma presencial,  y ofrecen cursos online simultáneamente. En general, ambos tipos de modalidades se caracterizan por transmitir conocimiento que muchas veces se desvanece en el corto plazo, debido a su falta de aplicación en el trabajo diario.

    Tras tomar cualquier curso, se registran mejoras en el desempeño de los empleados de apenas el 25%, y solo el 12% aplican lo aprendido. Sumado a esto, está la posibilidad de que el empleado olvide hasta el 75% del curso si el aprendizaje no es reforzado o aplicado de manera consistente e intencional. Este lamentable suceso no solo refleja una pobre inversión en capacitación, sino que además abre la posibilidad de que un empleado sienta vergüenza y/o se desmotive, por el hecho de haber olvidado lo aprendido.

    También leer: ¿Por qué las personas olvidan lo aprendido en sus cursos eLearning?

    Frente a estas cifras alarmantes, la retención de los aprendizajes debe establecerse como una verdadera prioridad en las empresas. Esto se puede lograr mediante mini cursos eLearning en serie por ejemplo que impartan el contenido de forma espaciada y que al mismo tiempo permitan al estudiante ir integrando el conocimiento adquirido (en lugar de chorrear todo el contenido en una hora de capacitación). Sumado a esto, todo programa eLearning debe estar seguido de un plan de acción que promueva y fortalezca lo aprendido POSTERIOR al evento, tomando las siguientes medidas:

    • Aplicar el aprendizaje en el trabajo diario.
    • Practicar de forma constante y consciente el aprendizaje adquirido.
    • En caso de que los empleados presenten dificultades para integrar los aprendizajes, revisar sus comportamientos durante la capacitación y el enfoque adoptado por la misma.
    • Continuar reforzando la experiencia de aprendizaje, utilizando analíticas para así hacerlo crecer con el tiempo

    Lecturas recomendadas:

    6 estrategias para mejorar la retención y aplicación del conocimiento en su empresa

    Cómo lograr que los participantes retengan lo aprendido en un curso eLearning

    tendencias elearning

    3) Inculcar el aprendizaje como parte de la cultura de la empresa

    Cada vez son más las organizaciones que promueven la curiosidad, la toma de riesgos, el pensamiento crítico y la innovación de sus empleados para triunfar en un mundo en constante evolución.  Sin embargo, para consolidar una cultura de crecimiento, hace falta desarrollar una infraestructura que solvente estas prácticas:

    • Respecto a la toma de riesgos, se necesitan crear recursos que cultiven esta clase de comportamiento de forma tal que se pueda mantener la confianza tras un eventual fracaso.
    • En cuanto a la curiosidad, debe ser fomentada a través de un aprendizaje continuo. Un programa que esté al servicio del empoderamiento de los empleados, abre un gran abanico de opciones de desarrollo y enriquecimiento para la empresa y sus individuos.

    Dirigir una empresa hacia este sistema de valores, implica convertir la formación superficial en un acto que invite a ir por más.

    Hay tres acciones inmediatas que pueden encaminar hacia esta cultura:

    • Ofrecer más opciones: cuando la participación es voluntaria y las personas se sienten empoderadas para elegir sus caminos,  aumentan las probabilidades de que el aprendizaje sea retenido y luego aplicado.
    • Invite, no fuerce: de esta forma, optar por participar en un curso se convierte en un proceso auto-motivado, en lugar de uno obligado. Esto hace que el deseo del empleado y el beneficio del curso se entrelacen, aumentando la confianza durante el proceso de aprendizaje.
    • Modificar las iniciativas de capacitación para que sean co-diseñadas por los empleados y expertos: dará una perspectiva organizacional más amplia, y afianzará los vínculos del empleado con la empresa.

    También leer: Cómo mover tu empresa hacia una cultura de aprendizaje continuo

    4) La participación de los empleados debe estar en el corazón de la estrategia de capacitación

    Una de las principales razones de deserción en las empresas es la falta de compromiso, tanto emocional como energético. Es por eso que los programas de formación y desarrollo deben enfocarse en mantener a los empleados motivados, interesados y felices, a la vez que promueven un crecimiento continuo. Dentro de este enfoque, es importante que todos los empleados tengan iguales oportunidades de formación y desarrollo.

    Este cambio cultural empuja cada vez más fuerte. Muchos líderes de hoy se enfocan más en el nivel de “engagement” de sus colaboradores con sus programas de capacitación. Esto es corroborado por el estudio realizado por Willis Towers Watson, donde se muestra que el 63% de los profesionales de recursos humanos perciben mejoras dentro de la cultura empresarial, y que el 55% de la experiencia de los empleados también se ha visto optimizada.

    Haciendo referencia al aclamado Josh Bersin, la crisis del COVID-19 puede ser lo mejor que le pudo haber ocurrido al compromiso de los empleados. Para sostener dicho compromiso, se debe entender que el aprendizaje es mucho más que un evento de una sola vez o una obligación para cumplir, es un proceso que sucede durante toda la vida.

    Las empresas que ponen a sus empleados en el centro de la estrategia, crean una conexión con ellos, con sus intereses, necesidades y metas, haciendo que despierten su curiosidad y desarrollen sus pasiones y talentos. Hoy en día, los empleados están más comprometidos y motivados gracias a las experiencias de aprendizaje auténticas, participativas y relevantes. En este sentido, los videos, el aprendizaje social y los métodos de storytelling, se convierten en aliados para fortalecer el compromiso de los empleados hacia las capacitaciones. Por si fuera poco, el Reporte de LinkedIn Learning anteriormente menciona también confirma que cada vez más empleados quieren más experiencias sociales y personalizadas.

    También leer: Cómo motivar a sus colaboradores para participar en un curso eLearning: 8 estrategias


     

    El trabajo remoto tiene cada vez más presencia en el mundo empresarial. En cuanto a las estrategias de formación y desarrollo, el camino adecuado es adaptarlas a la virtualidad, sin olvidar la importancia de la participación e interacción de los empleados. Para ello, se recomienda utilizar diferentes plataformas online, donde los empleados puedan participar de forma colaborativa y auto-dirigida, en un entorno remoto y amigable.

    Nuestro ecosistema de aprendizaje SHIFT se encarga de ofrece una solución todo en uno para su empresa. Le permite desarrollar el contenido, entregarlo a sus estudiantes y recopilar datos en un solo lugar; presentándole una imagen clara del proceso de formación de sus empleados. El seguimiento individual de cada uno de ellos, le permitirá identificar las áreas en las que tienen éxito o en las que pueden necesitar más apoyo. En consecuencia, podrá ajustar el material de aprendizaje, adaptándolo según las necesidades de los empleados.

    ebook gratuito responsive


     

    Diana Cohen
    Diana Cohen
    Education Writer | eLearning Expert | EdTech Blogger. Creativa, apasionada por mi labor, disruptiva y dinámica para transformar el mundo de la formación empresarial.

    Artículos relacionados

    ¿Cómo maximizar las oportunidades de capacitación en el lugar de trabajo (OJT) con eLearning?

    ¿Ha escuchado hablar del Modelo 70-20-10 para el Aprendizaje y el Desarrollo? Es una descripción de cómo las personas aprenden, basada en un estudio del Centro para el Liderazgo Creativo, y muestra el impacto de tres tipos de experiencias en el desarrollo corporativo. El 70% es la principal vía para el desarrollo: en el trabajo. Compruébelo usted mismo. Si le pregunta a cualquier persona cercana, sin duda mencionarán la experiencia o la capacitación en el lugar de trabajo (On the Job Training) como las formas más comunes de aprender en su día a día laboral.  Elliott Masie plantea este tema en una publicación de la revista Chief Learning Officer, en la que discute la importancia de la capacitación OJT y por qué los profesionales de Capacitación y Desarrollo deben estar al tanto de este modelo y adoptarlo para maximizar la eficacia de sus programas de capacitación.

    Lo que todo diseñador de eLearning tiene que saber sobre las personas

    Un buen diseño asegura no sólo atraer la atención del usuario, pero también que éste se lleve el mensaje correcto y lo integre en su vida diaria o tome alguna acción en específico.  En este contexto, el diseño efectivo de cualquier curso eLearning también debe incorporar los principios fundamentales de un buen diseño. Nuestros cursos tienen que reconocer y contemplar los hábitos y tendencias de las personas que interactúan con el curso para que la experiencia del aprendizaje sea atractiva, relevante y útil.

    Cómo utilizar el microaprendizaje para fomentar el aprendizaje continuo

    En el mundo del trabajo están colisionando dos grandes problemas. Por un lado, la Gran Reorganización o The Great Reshuffle, uno de los mayores movimientos en la historia del lugar de trabajo. Los colaboradores modernos buscan empleos que se adapten a su vida personal y la flexibilidad se convirtió una cuestión central en el entorno laboral. Por el otro lado, la automatización y digitalización rápida están creando una necesidad de aprendizaje constante, ya sea para reforzar/mejorar habilidades o adquirir nuevas. Por lo tanto, que la formación sea una acción esporádica ya no es suficiente; debe ser un proceso constante. Afortunadamente, el microaprendizaje es ideal para resolver ambas situaciones.