BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    La anatomía de un curso eLearning moderno

    En estos tiempos cambiantes, ¿ha notado cómo el perfil de los aprendices en su organización está evolucionando?

    Si usted lidera la capacitación y desarrollo en su empresa, es probable que esté presenciando un cambio significativo en su audiencia. ¿Cuántas veces se ha encontrado adaptando sus programas de formación virtual para Millennials y miembros de la Generación Z?

    Estas nuevas generaciones, con sus distintivas perspectivas actitudinales y psicológicas, contrastan profundamente con los Baby Boomers. ¿Siente el desafío de conectar con ellos?

    ¿Le preocupa no estar a la altura de sus expectativas? Sabemos que, ante este panorama, el reto es significativo. Usted tiene la crucial tarea de satisfacer sus preferencias únicas, motivaciones y estilos de aprendizaje.

    ¿Está listo para adaptarse y ofrecer lo mejor en este nuevo entorno de eLearning?

    Para guiarle en este proceso, en este artículo, detallaremos las características esenciales que un curso eLearning debe poseer hoy en día. 


    1) La experiencia es interactiva y tiene elementos sociales

    El colaborador de hoy, inmerso en el mundo digital, demanda mucho más que simples cursos saturados de información. Han crecido en una era de interactividad, acostumbrados a teléfonos inteligentes y tabletas. ¿Reconoce esta tendencia en su audiencia? Estos aprendices quieren ser protagonistas y no meros espectadores en su proceso de aprendizaje. Las tediosas pantallas sobrecargadas de contenido no captarán su atención.

    Es hora de repensar la forma en que entrega contenido.

    ¿Por qué no transformar sus cursos en experiencias de aprendizaje dinámicas y participativas? Proporcione a sus colaboradores oportunidades para interactuar con el contenido, para que puedan adentrarse, reflexionar y aplicar lo aprendido a su propio ritmo. Herramientas como escenarios inmersivos, evaluaciones y plataformas que promuevan la colaboración entre pares pueden ser cruciales para capturar y mantener el interés de sus colaboradores.

    Acción inmediata: Revise su contenido actual y elija un módulo. Adáptelo incorporando al menos una actividad interactiva o una oportunidad de interacción social. Evalúe la respuesta y el compromiso de los colaboradores con este nuevo formato y ajuste según sea necesario. Es un paso simple, pero podría marcar una gran diferencia en la efectividad de su curso.

    Leer más: Diseño de Experiencias de Aprendizaje - la nueva forma de crear eLearning

     

    2) El contenido es corto y relevante

    El colaborador actual no solo tiene una agenda apretada, sino que también está rodeado de constantes distracciones. Las redes sociales, notificaciones de smartphones, correos electrónicos, publicidad en línea y blogs de interés luchan por captar su atención en todo momento. Por lo tanto, el desafío es comunicar de manera efectiva, con claridad y en el menor tiempo posible. Es esencial centrarse en información que sea pertinente; el colaborador de hoy no tiene la paciencia para digerir contenidos superfluos o excesivamente extensos.

    Aquí algunos consejos para diseñar contenido que atienda a las necesidades del aprendiz moderno:

    • Priorice la Esencia: Concéntrese en el núcleo de la información. Elimine cualquier contenido que no aporte valor directo al aprendizaje deseado.

    • Microaprendizaje: Diseñe módulos cortos que los estudiantes puedan consumir en intervalos de dos, cinco o, a lo sumo, diez minutos.

    • Claridad y Unidad: Mantenga un solo tema o idea por pantalla. Evite saturar al usuario con demasiadas ideas simultáneas.

    • Estilo Visual: Haga que su contenido sea atractivo y fácil de asimilar. Las infografías, muy populares en la web, son una excelente herramienta que favorece la comprensión y retención del aprendiz moderno.

    Al atender estas consideraciones, no solo se estará adaptando al estilo de aprendizaje actual, sino que también maximizará la retención y aplicación de los conocimientos transmitidos. 


    Leer más:

    3) El tono del curso es humano y cercano

    En el entorno digital de hoy, los colaboradores buscan contenidos que les hablen de igual a igual. Están acostumbrados a la inmediatez de los blogs y a la concisión de los tweets. Para resonar con ellos, es esencial que los contenidos de sus cursos eLearning adopten un tono humano y cercano, que invite al diálogo y la reflexión. Se trata de huir de la rigidez o el excesivo formalismo, sin caer en la trivialidad o perder la seriedad necesaria para el aprendizaje.

    Evite sonar robótico o demasiado técnico. Sus colaboradores esperan sentir una conexión con el material, percibir que hay una persona detrás, alguien que entiende sus retos y preocupaciones.

    La gamificación y las dinámicas lúdicas son excelentes herramientas en esta misión. Las generaciones más jóvenes, como los Millennials y Gen Z, valoran y disfrutan de las metodologías que integran el juego, siempre y cuando estén al servicio del aprendizaje y no desvíen la atención del objetivo principal.

    La meta es aunar la diversión con el rigor. Si bien el tono puede ser más amigable y menos formal, la calidad y pertinencia del contenido no deben comprometerse. De este modo, garantizamos un aprendizaje envolvente, pertinente y, sobre todo, humano.

    Acción inmediata: Elija una unidad o tema de un curso actual. Optimícelo con un lenguaje más directo y cercano, pero sin sacrificar la profundidad del tema. Añada un elemento lúdico o gamificado para reforzar puntos clave y vea cómo reaccionan sus colaboradores ante este cambio. Este enfoque más humano y menos rígido podría ser la clave para aumentar el compromiso y la retención del contenido. ¡Dese permiso para innovar y conectar!

    También leer: El nuevo rol del diseñador instruccional

     

    4) Es flexible y móvil

    En el contexto laboral contemporáneo, el aprendizaje no puede restringirse a momentos y espacios predeterminados. El profesional moderno, inmerso en un entorno de trabajo dinámico, demanda acceso al conocimiento de manera inmediata y en el contexto preciso de su necesidad.

    Las metodologías tradicionales, que se basan en cursos programados en aulas físicas o virtuales y que ocupan largos períodos, ya no responden de manera efectiva a estas demandas. Hoy, el aprendizaje debe ser móvil, flexible y, sobre todo, integrado en el flujo de trabajo.

    A continuación, algunos enfoques para adaptarse a este nuevo paradigma:

    • Diseño Universal: Garantice que los contenidos estén disponibles para cualquier dispositivo. Con la tendencia BYOD (Bring Your Own Device) en auge, es vital que la formación sea accesible desde smartphones, tablets o PCs.

    • Microaprendizaje Justo a Tiempo: Proporcione módulos breves y específicos que puedan ser consultados en el momento exacto en que surja la necesidad, facilitando respuestas rápidas y aplicables al contexto laboral inmediato.

    • Autonomía y Elección: Dote a los colaboradores de la libertad para decidir cuándo y cómo acceder al contenido, reconociendo que cada individuo tiene ritmos y preferencias distintas.

    Pasos a seguir:

    1. Realice una revisión de sus contenidos para asegurar la adaptabilidad en distintos dispositivos, optimizando para móviles si es necesario.

    2. Identifique contenidos extensos y divídalos en módulos cortos, focalizados en habilidades o conocimientos específicos, facilitando su consulta rápida.

    3. Solicite feedback a sus colaboradores. Conozca sus hábitos, preferencias y necesidades para adaptar o desarrollar recursos formativos que les sean realmente útiles.

    Al incorporar estas estrategias, estará abrazando un modelo de aprendizaje adaptado a la realidad y necesidades actuales, ofreciendo herramientas verdaderamente eficientes para el profesional de hoy. ¡Es hora de innovar y transformar!

    New call-to-action


     

    Diana Cohen
    Diana Cohen
    Education Writer | eLearning Expert | EdTech Blogger. Creativa, apasionada por mi labor, disruptiva y dinámica para transformar el mundo de la formación empresarial.

    Artículos relacionados

    5 ideas para innovar en la creación de cursos e-learning

    En la era de la inteligencia artificial, donde la transformación y la innovación ocurren a una velocidad sin precedentes, es esencial que las empresas no solo se adapten a estos cambios, sino que también los lideren, especialmente en el ámbito de la formación y desarrollo de sus colaboradores. La creación de cursos eLearning no es una excepción a esta regla; de hecho, se encuentra en el corazón de esta transformación digital. La importancia de innovar continuamente en los procesos de creación de cursos eLearning radica en la necesidad de mantenerse alineados con las nuevas formas en que los colaboradores buscan y procesan la información. Los métodos tradicionales de formación, que alguna vez fueron efectivos, ahora pueden resultar obsoletos ante las demandas de aprendizaje rápido, flexible y personalizado que caracterizan al entorno laboral moderno.

    Cómo transformar cursos eLearning aburridos en memorables y exitosos

    En el desafío constante de capacitar y desarrollar el talento dentro de las organizaciones, enfrentamos un dilema recurrente: ¿cómo podemos transformar los cursos eLearning, que a menudo son percibidos como aburridos o poco estimulantes, en experiencias memorables y exitosas? Esta pregunta no solo refleja la necesidad de captar la atención de los participantes, sino también de generar un impacto duradero que trascienda más allá de la pantalla, influenciando en su desarrollo profesional. La clave para este cambio radica en diseñar cursos que no solo informen, sino que inspiren, retando a los participantes a aplicar lo aprendido en contextos reales y medir el impacto de su aprendizaje en los resultados de la empresa.

    Las nuevas reglas en la creación de e-learning para empresas

    ¿Se siente abrumado por la rapidez con la que cambian las demandas del mercado laboral y la aparente lentitud de los métodos formativos tradicionales para adaptarse a estos cambios? ¿Le frustra dedicar meses a desarrollar cursos eLearning, solo para encontrarse actualizándolos poco después debido a los rápidos cambios en las necesidades profesionales? ¿Nota que los cursos existentes ya no capturan la atención ni el interés de su equipo, perdiendo su efectividad casi de inmediato?