BlogSHIFT eLearning

Nuestro blog proporciona las mejores prácticas, consejos, ideas y tips de capacitación corporativa, diseño instruccional, eLearning y mLearning.

Para visitar el blog en inglés haga clic aquí
    All Posts

    Estrategias efectivas para maximizar el tiempo de formación en su empresa

    Imagine este escenario: Usted está concentrado en una tarea crucial en su lugar de trabajo y, de repente, una notificación de correo electrónico rompe su enfoque. A continuación, un colega le envía un mensaje de WhatsApp para hacerle una "rápida" consulta. Entre correos electrónicos, mensajes instantáneos, videoconferencias y llamadas telefónicas, al concluir el día, se da cuenta de que ha avanzado poco en su proyecto.

    ¿Le resulta familiar esta situación? No está solo. Estudios muestran que, en una jornada laboral de 8 horas, los empleados pueden perder casi una hora y media solo en gestionar correos electrónicos.

    No está solo. De hecho, estudios indican que, en una jornada laboral de 8 horas, los empleados pueden llegar a perder casi una hora y media solo revisando correos electrónicos.

    Pero las distracciones son solo una parte del problema. Un factor aún más crítico es la capacidad de mantener un aprendizaje constante.

    Según investigaciones recientes de LinkedIn, a pesar de que la mayoría de los colaboradores entiende la importancia de la formación continua, enfrentan un gran obstáculo: la falta de tiempo.

    Ante este panorama, surge una pregunta esencial: ¿Cómo pueden los líderes de formación y desarrollo diseñar experiencias de aprendizaje que se adapten a un mundo lleno de distracciones y con poco tiempo disponible para el aprendizaje continuo?

    En este artículo, descubriremos las estrategias más eficaces para maximizar el tiempo de aprendizaje de su equipo, asegurando que cada momento dedicado a la formación sea productivo y relevante.

     

    1) Crear material enfocado: Un objetivo para cada módulo del curso 

    Para aprovechar al máximo el tiempo de formación en eLearning, es crucial diseñar cada módulo con un objetivo claro y específico. Piense en ello como cuando sigue una receta para cocinar: cada paso tiene un propósito definido que le ayuda a llegar al plato final.

    Por ejemplo, si su empresa desarrolla un curso de eLearning sobre habilidades de liderazgo, podría establecer un objetivo concreto para un módulo, como "identificar estilos de liderazgo efectivos". Esto simplifica el contenido del módulo a lo esencial y asegura que, al finalizar, los empleados comprendan claramente lo que han aprendido y cómo aplicarlo en su trabajo diario.

    Ahora, ¿alguna vez ha terminado un curso y se ha preguntado qué ganó con ello? Eso sucede cuando los objetivos no están claros desde el inicio.

    Para evitar esto y crear módulos de eLearning más eficaces es crucial simplificar el contenido y asegurarse de que cada elemento sea directamente relevante para el objetivo del aprendizaje.

    Aquí algunas estrategias específicas que puede implementar:

    1. Establecer objetivos precisos: Antes de crear el contenido, defina con claridad lo que los empleados deben aprender y lograr con cada módulo. Pregúntese: "Al terminar este módulo, ¿qué debería ser capaz de hacer un empleado?" Asegúrese de que cada objetivo sea específico, medible, alcanzable, relevante y temporalmente definido (SMART).

    2. Priorizar el contenido esencial: Revise el material del curso y seleccione solo la información que directamente contribuye a alcanzar los objetivos del módulo. Evite la tentación de incluir información "interesante" pero no esencial, que puede desviar la atención de los aprendices o abrumarlos.

    3. Subdividir información compleja: Desglose los conceptos más complejos en partes más pequeñas y manejables. Esto no solo ayuda a los empleados a absorber la información más fácilmente, sino que también les permite seguir el hilo lógico del aprendizaje paso a paso.

    4. Utilizar formatos claros y concisos: Presente la información de manera clara y concisa. Utilice listas, puntos destacados y gráficos siempre que sea posible para hacer el contenido más accesible y menos denso.

    Así, no solo se hace un uso eficiente del tiempo de formación, sino que también se motiva a los empleados a continuar aprendiendo, viendo resultados concretos en cada etapa.

    Lectura recomendada: Del e-Learning al x-Learning: 3 consejos para diseñar experiencias de aprendizaje en su empresa

     

    2) Evaluaciones frecuentes

    Incorporar evaluaciones frecuentes en un curso de eLearning es fundamental para maximizar el tiempo de aprendizaje de los colaboradores y mantenerlos constantemente comprometidos. Las evaluaciones regulares no solo permiten un seguimiento continuo del progreso, sino que también mantienen a los colaboradores activos e involucrados, evitando que se aburran con largos tramos de contenido textual sin interacción.

    Esta estrategia rompe la monotonía y estimula el interés a lo largo del curso. Al esperar evaluaciones en varios puntos, los colaboradores permanecen alerta y participativos, ya que saben que tendrán que demostrar su comprensión del material de manera continua. Este enfoque intercalado de aprendizaje y evaluación facilita la retención de información y permite aplicar y reforzar el conocimiento de forma práctica y efectiva.

    Aquí algunos puntos de acción y ejemplos concretos para implementar esta estrategia efectivamente:

    1. Planificar evaluaciones regulares: Integre cuestionarios cortos al final de cada sección de contenido, asegurando que aborden directamente los puntos clave aprendidos. Por ejemplo, después de una sección sobre técnicas de negociación, podría incluir un cuestionario interactivo que presente situaciones hipotéticas para que los colaboradores elijan la mejor respuesta basada en lo aprendido.

    2. Evaluaciones integradas en el flujo de trabajo: Implemente evaluaciones breves y regulares que se puedan completar en momentos específicos del día laboral sin interrumpir significativamente las actividades rutinarias. Por ejemplo, después de una reunión o antes de iniciar una pausa, los colaboradores podrían responder a un par de preguntas rápidas relacionadas con el módulo estudiado ese día.

    3. Feedback instantáneo y específico: Asegúrese de que cada evaluación proporciona retroalimentación inmediata y concreta. Esto no solo ayuda a corregir errores al momento, sino que también refuerza el aprendizaje correcto y permite que el colaborador aplique inmediatamente los conceptos correctos, reduciendo el tiempo necesario para aprender y asimilar información.

    Implementando estos métodos en sus estrategias de evaluación, no solo aumentará la eficiencia del tiempo de aprendizaje, sino que también mejorará la calidad y retención del conocimiento adquirido por los colaboradores.

     

    3) Trazar una estrategia de aprendizaje móvil integral

    En un mundo donde todos estamos constantemente en movimiento y la mayoría de las personas no se separan de sus dispositivos móviles, es crucial adaptar las estrategias de formación para aprovechar estas tendencias.

    El aprendizaje móvil, o "mLearning", no es solo una opción moderna, es una necesidad para mantener a los colaboradores enganchados y maximizar el tiempo de formación efectivo.

    De hecho, un estudio de Forbes reveló que el 70% de los colaboradores se siente más motivado cuando la capacitación se ofrece en un dispositivo móvil.

    Sin embargo, para aprovechar al máximo el mLearning, se necesita más que simplemente hacer que los cursos sean accesibles en smartphones o tablets.

    Esta accesibilidad es solo el primer paso. La verdadera eficacia del mLearning se alcanza cuando se diseña teniendo en cuenta las particularidades y ventajas que ofrecen estos dispositivos.

    Una estrategia de aprendizaje móvil bien diseñada debe abarcar varios aspectos:

    1. Contenido "mobile first": Los dispositivos móviles permiten una interacción táctil e inmediata, lo que puede reducir el tiempo necesario para comprender conceptos complejos. Por ejemplo, puede integrar actividades que involucren deslizar, tocar o agitar el dispositivo para hacer el aprendizaje más dinámico y participativo. Piense en textos breves, imágenes claras y botones grandes para facilitar la navegación. 

    2. Notificaciones y recordatorios: Utilice las notificaciones para mantener a los colaboradores al tanto de nuevos contenidos o recordarles que completen módulos pendientes. Por ejemplo, podría enviar un recordatorio como, "¡Hola! Recuerda completar el módulo de gestión de tiempo hoy. Te llevará solo 10 minutos".

    3. Aprendizaje espaciado: Distribuya el contenido a lo largo del tiempo para mejorar la retención. En lugar de un curso intensivo que dure horas, diseñe módulos de 5 a 10 minutos que los colaboradores puedan completar en su camino al trabajo o en la pausa del café. Esto no solo facilita la digestión del contenido sino que también permite a los colaboradores aplicar lo aprendido poco a poco, reforzando así su retención.

    4. Contextualización: Los smartphones y tablets ofrecen la posibilidad de aprender en cualquier momento y lugar. Esto abre la puerta a cursos que no solo se consumen en un entorno estático, sino que pueden adaptarse a diferentes contextos del usuario. 

      Por ejemplo, un curso sobre habilidades de venta podría activar contenido específico cuando el colaborador esté en camino a una reunión con un cliente, proporcionando consejos útiles justo antes del encuentro, lo que no solo ahorra tiempo sino que también aumenta la relevancia y aplicación inmediata del aprendizaje.

    5. Integración con aplicaciones diarias: Integre el aprendizaje con aplicaciones que los colaboradores ya utilizan diariamente. Esto puede incluir enviar recordatorios o resúmenes de lecciones a través de aplicaciones de calendario o mensajería, lo que ahorra tiempo al evitar que el colaborador tenga que cambiar entre aplicaciones para seguir su progreso de aprendizaje.

    6. Utilización de multimedia y realidad aumentada: Implemente funciones multimedia y de realidad aumentada para presentar información de manera más eficaz y menos tiempo. Por ejemplo, un módulo sobre el funcionamiento de una máquina podría incluir una simulación en realidad aumentada que el colaborador puede explorar interactuando directamente desde su móvil, lo cual es mucho más rápido y efectivo que leer manuales o ver videos pasivos.

    Adoptando estas estrategias, no solo se facilita el acceso al material de aprendizaje, sino que se asegura que cada momento dedicado al mLearning sea productivo y directamente aplicable al entorno laboral del colaborador, maximizando así el tiempo y los recursos invertidos en formación.


    4) Implemente el micro-aprendizaje

    En un mundo acelerado y dinámico, ¿por qué no hacer que el aprendizaje en su empresa sea tan rápido y accesible como revisar las redes sociales en el móvil?

    Aquí es donde el microaprendizaje entra en juego, permitiendo a sus colaboradores absorber conocimientos en pequeñas dosis, justo cuando lo necesitan. Y es que, seamos honestos, nadie quiere pasar horas frente a un curso cuando podrían estar aplicando ese conocimiento en su trabajo.

    El microaprendizaje es ideal para el ritmo acelerado del entorno empresarial actual. De hecho, estudios muestran que el 80% de los profesionales de formación prefieren esta metodología porque se ajusta perfectamente a lo que sus equipos desean: aprender rápido y aplicarlo aún más rápido.

    Aquí tiene algunas estrategias clave para implementar el microaprendizaje de manera efectiva y maximizar el aprovechamiento del tiempo de sus colaboradores:

    1. Segmentos breves y precisos: Sustituya las largas sesiones de aprendizaje por segmentos de 5 a 10 minutos. Diseñe estos mini módulos para que sus colaboradores puedan consumirlos en los momentos justos, como antes de una tarea relevante o entre reuniones, asegurando que el aprendizaje se integre de manera natural en su jornada laboral.

    2. Adopte la mentalidad de 'menos es más': En lugar de saturar a los colaboradores con volúmenes de información densa y complicada, enfoque cada micro-módulo en una idea o habilidad específica que puedan aplicar de inmediato. Esto facilita la digestión del contenido y aumenta la probabilidad de retención y aplicación práctica.
    3. Acceso fácil y flexible: Haga que estos micro-módulos estén disponibles en diversos dispositivos y que puedan accederse en cualquier momento. Esto otorga a los colaboradores la libertad de aprender en el momento y lugar que prefieran, adaptándose a sus estilos de vida y ritmos de trabajo.

    4. Aprendizaje basado en resultados: Centre cada micro-módulo en un resultado específico de aprendizaje. Por ejemplo, en lugar de simplemente proporcionar información, cada módulo puede culminar con una tarea que el colaborador deba completar, asegurando así la aplicación inmediata de lo aprendido.

    5. Certificaciones por micro-logros: Implemente un sistema de reconocimiento o certificación para cuando los colaboradores completen ciertos bloques de micro-módulos. Esto no solo motiva a los colaboradores a continuar con su formación, sino que también les permite documentar y demostrar su desarrollo profesional de manera incremental.
    6. Enriquezca con recursos complementarios: Integre elementos adicionales como cuestionarios rápidos, listas de verificación y materiales de referencia directamente en los micro-módulos. Estos recursos no solo refuerzan el contenido aprendido, sino que también facilitan una aplicación práctica más inmediata y efectiva.

    Este enfoque minimalista no solo hace que el aprendizaje sea más manejable y menos intimidante para sus colaboradores, sino que también facilita la creación de un camino de aprendizaje coherente y centrado, adaptado a las necesidades y ritmos individuales de su equipo.

    Al integrar el microaprendizaje en su estrategia formativa, no solo responde a las preferencias de sus colaboradores, sino que también maximiza el impacto y la eficiencia del tiempo dedicado a la capacitación.

     

    Leer más: La anatomía de un curso e-Learning moderno

     


    5) Aprendizaje basado en soluciones y respuesta a necesidades

    Maximizar el tiempo de formación es crucial en un entorno laboral donde las necesidades cambian rápidamente y los colaboradores requieren respuestas inmediatas. Cuando un colaborador se enfrenta a un "momento de necesidad", su disposición para adquirir nuevas habilidades o conocimientos alcanza su punto máximo. Estos momentos críticos ofrecen una oportunidad perfecta para implementar un aprendizaje efectivo y relevante.

    Sin embargo, muchas organizaciones aún se apoyan en métodos de formación presencial que, además de ser costosos, rara vez coinciden con estos momentos urgentes de aprendizaje. Imagínese que un colaborador necesita aclarar una duda específica o llenar una brecha de habilidades justo antes de una presentación importante. La logística necesaria para organizar una sesión de capacitación presencial podría hacer que se pierda el momento ideal para el aprendizaje.

    Ante esto, resulta mucho más eficaz adoptar estrategias de aprendizaje en línea que estén disponibles justo cuando los colaboradores las necesiten.

    Para ello, es fundamental contar con un sistema de gestión de aprendizaje (LMS) o una plataforma de aprendizaje que centralice todos los recursos formativos en un solo lugar, permitiendo a los colaboradores buscar y acceder al contenido específico que necesitan en cualquier momento. Esto maximiza la eficiencia del tiempo de formación, asegurando que se aproveche cada momento disponible.

    Aquí le dejo algunos pasos concretos para implementar esta estrategia eficazmente:

    1. Identificación de necesidades: Realice un análisis para identificar los "momentos de necesidad" más comunes entre sus colaboradores. Esto se puede hacer mediante encuestas, entrevistas o la recopilación de preguntas frecuentes.

    2. Diseño de módulos específicos: Desarrolle módulos de aprendizaje que aborden estas necesidades de manera directa. Cada módulo debe ser conciso y estar centrado, idealmente no más de 5 a 10 minutos, para que los colaboradores puedan consumirlo en el momento justo que lo necesiten.

    3. Accesibilidad y organización: Asegúrese de que estos módulos sean fácilmente accesibles en su plataforma de aprendizaje. Utilice etiquetas claras y una buena organización para que los colaboradores puedan encontrar rápidamente lo que necesitan, sin perder tiempo buscando en diferentes lugares.

    4. Uso de analíticas: Implemente herramientas analíticas para monitorear el uso y la eficacia de estos módulos. Esto le permitirá ajustar y mejorar continuamente los contenidos, asegurando que sean lo más relevantes y útiles posible.

    Adoptando estos pasos, no solo mejorará la relevancia y efectividad del material de formación, sino que también contribuirá a crear un entorno laboral más productivo y comprometido, donde cada colaborador tiene las herramientas para aprender y mejorar en el momento preciso que lo necesitan.

    Según un estudio basado por CEB Research, el 57% de los colaboradores hoy en día esperan que su experiencia de aprendizaje sea más "justo a tiempo", de lo que era hace tres años.

    Leer más: La revolución del Aprendizaje Justo a Tiempo

    También leer: ¿Qué son los Micro Momentos? ¿Y cómo aprovecharlos en su estrategia de eLearning?

    New call-to-action


    En un mundo donde la educación continua es clave para el éxito empresarial, las compañías líderes se esfuerzan por ofrecer oportunidades de aprendizaje que no solo motiven a los trabajadores, sino que también los hagan más productivos.

    Adaptarse a las necesidades de aprendizaje actuales, especialmente de los Millennials que dominan la fuerza laboral, es crucial. Estudios muestran que esta generación valora y busca activamente nuevas formas de aprendizaje que sean flexibles y accesibles.

    Para realmente aprovechar estas tendencias, su empresa debe hacer el aprendizaje lo más conveniente posible. Esto significa integrar tecnologías y métodos que permitan a los empleados aprender a su propio ritmo y en momentos que les resulten óptimos.

    ¿Está su empresa al día con estas innovaciones en aprendizaje? Nos gustaría saber cómo está implementando estas ideas y qué efecto han tenido en su equipo. Comparta sus experiencias en los comentarios.

    Además, aquí tiene algunos pasos que puede seguir para mejorar aún más:

    1. Evalúe las necesidades de su equipo: Hable con sus empleados para entender qué tipo de aprendizaje buscan y necesitan.

    2. Implemente soluciones flexibles: Integre plataformas que ofrezcan aprendizaje móvil y microaprendizaje para que puedan acceder a la formación en cualquier momento.

    3. Solicite feedback constante: Esto le ayudará a ajustar y mejorar sus métodos de enseñanza continuamente.

    Empezar con estos pasos puede transformar la forma en que su empresa aborda la formación, haciendo que el aprendizaje sea una parte más natural y efectiva del día a día laboral.

    micro learning


     

    Artículos relacionados

    Errores que debería evitar al usar IA para crear cursos eLearning

    La creación de cursos eLearning con inteligencia artificial (IA) es la nueva aliada para líderes de formación y desarrolladores de cursos eLearning en las empresas. Especialmente ahora que las capacidades del machine learning están alcanzando nuevos máximos.

    Estrategias efectivas para maximizar el tiempo de formación en su empresa

    Imagine este escenario: Usted está concentrado en una tarea crucial en su lugar de trabajo y, de repente, una notificación de correo electrónico rompe su enfoque. A continuación, un colega le envía un mensaje de WhatsApp para hacerle una "rápida" consulta. Entre correos electrónicos, mensajes instantáneos, videoconferencias y llamadas telefónicas, al concluir el día, se da cuenta de que ha avanzado poco en su proyecto. ¿Le resulta familiar esta situación? No está solo. Estudios muestran que, en una jornada laboral de 8 horas, los empleados pueden perder casi una hora y media solo en gestionar correos electrónicos. No está solo. De hecho, estudios indican que, en una jornada laboral de 8 horas, los empleados pueden llegar a perder casi una hora y media solo revisando correos electrónicos.

    ¿Falta de compromiso en eLearning? Descubra por qué sus colaboradores no participan activamente

    Los cursos de eLearning representan una oportunidad estratégica para fortalecer las habilidades de su equipo, pero no siempre logran capturar la atención y el compromiso de los colaboradores. Mientras que un diseño instruccional innovador y contenido de alta calidad son esenciales, la verdadera magia radica en adaptar estos elementos a las necesidades y motivaciones de los usuarios. Sin una revisión y optimización constantes, basadas en datos y retroalimentación, incluso los programas más sofisticados corren el riesgo de ser subutilizados, representando un gasto considerable sin retorno de inversión.